Soldados profesionales vigilarán la frontera a partir de agosto

Soldados profesionales vigilarán las fronteras de Turquía, especialmente la frontera con el norte de Irak, un proceso que se espera esté completado para el próximo mes de agosto.

Soldados profesionales vigilarán las fronteras de Turquía, especialmente la frontera con el norte de Irak, un proceso que se espera esté completado para el próximo mes de agosto y que forma parte de un plan para la profesionalización gradual del ejército turco.
 
El anuncio fue hecho públicamente el viernes por el Estado Mayor del Ejército Turco durante una comparecencia de prensa, que habitualmente ofrece la cúpula del ejército para informar a los periodistas sobre las últimas novedades en la lucha contra el terrorismo, especialmente el PKK, que en la última semana ha acabo en diversos ataques con la vida de 19 soldados y 2 civiles, dejando además otras 41 personas heridas, 8 de ellas civiles. En ese mismo período de tiempo, 14 miembros del PKK murieron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad turcas, y otros 9 se rindieron.
 
«Se han comenzado los trabajos de preparación para cambiar las unidades fronterizas por soldados profesionales», declaró ante la prensa el secretario general del Estado Mayor, Ferit Güler. Por su parte en otras declaraciones, el general Fahri Kır se refirió también al proceso de profesionalización de las unidades de comandos del ejército turco indicando que actualmente un 84% de ellas estaban ya formadas por soldados profesionales y no reclutas, y que el porcentaje sería del 100% a partir del próximo mes de agosto.
 
Actualmente el servicio militar es obligatorio en Turquía para todos los ciudadanos turcos, con una duración que puede llegar hasta los 15 meses; muchos de los soldados que han muerto en los últimos días son reclutas destinados a la frontera y no soldados profesionales, lo que ha suscitado un amplio debate en Turquía acerca de la conveniencia de profesionalizar o no en su totalidad el ejército, algo que por ahora el gobierno y los militares descartan.
 
Actualmente las Fuerzas Armadas Turcas están compuestas por más de un millón de efectivos divididos en cinco ramas, lo que las convierte en el segundo ejército permanente más grande de la OTAN después del de Estados Unidos; hasta ahora sólo una pequeña parte de esas tropas eran profesionales, principalmente soldados de comandos de operaciones especiales o pilotos de combate, cuya labor exige más tiempo de servicio y preparación que el reclutamiento obligatorio.