Simpatizantes del PKK incendian otros dos colegios en el sureste de Turquía

Son ya al menos 6 los centros educativos atacados en las provincias de Hakkari y Şırnak desde que las autoridades clausuraran varios centros que pretendían impartir clases en kurdo sin la debida autorización.

Varios individuos enmascarados, supuestamente pertenecientes al Movimiento de la Juventudes Revolucionarias Patrióticas (YDG-H), una organización juvenil vinculada a la organización armada Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), provocaban varios daños a dos colegios del sureste de Turquía un día después de que el mismo grupo incendiara cuatro escuelas en la provincia de Şırnak.

Al igual que ya ocurriera a última hora del martes, los encapuchados arrojaron en la noche del miércoles varios cócteles molotov así como piedras y otros objetos contra sendos centros educativos en el distrito fronterizo de Yüksekova de la provincia de Hakkari, causando importantes daños en ambos colegios tanto en las aulas como en el mobiliario, libros, material didáctico y audiovisual, que quedaron quemados e inservibles.

Las tensiones se desataron en esta ocasión después de que las autoridades volvieran a clausurar un centro abierto a iniciativa de varios grupos locales para impartir enseñanza en lengua kurda, y que no contaba con la debida autorización ministerial para impartir clases; varias personas, incluyendo miembros del Partido de las Regiones Democráticas (DBP, antiguo Partido de la Paz y la Democracia o BDP) habían retirado el precinto colocado inicialmente por la policía para sellar el acceso al edificio.

Poco después cerca de medio centenar de personas se enfrentaron a las fuerzas del orden en la noche del miércoles, e irrumpieron en dos colegios de secundaria prendiendo fuego a varias aulas y salas de profesores. El martes por la noche miembros del YDG-H ya habían incendiado hasta cuatro colegios en la provincia suroriental de Şırnak, después de que las autoridades clausuraran otro colegio en el distrito de Cizre que pretendía impartir educación en kurdo sin permiso del ministerio de educación.

“Todo el mundo sabe que no tenemos ningún tipo de prejuicio contra ninguna lengua hablada en Turquía. El kurdo es uno de nuestros idiomas, al igual que nuestro hermoso turco, y otros idiomas y dialectos (del país). Todos ellos son respetados”, declaraba el martes en conferencia de prensa el primer ministro Ahmet Davutoğlu, que condenó los ataques contra colegios y recordó que había sido el actual partido en el gobierno –el AKP- el que había impulsado las reformas que permiten desde 2012 que el kurdo se imparta como asignatura optativa en los colegios públicos de toda Turquía.

Además y gracias a una serie de enmiendas aprobadas en el parlamento turco el pasado año, los centros privados que cuenten con autorización del Ministerio de Educación de Turquía para impartir clases pueden ofrecer también educación íntegramente en lengua materna, incluyendo el kurdo.

En este sentido se pronunciaba esta semana el ministro de justicia turco Bekir Bozdağ, cuando recordaba que los colegios clausurados en las provincias de Diyarbakır, Şırnak y Hakkari y abiertos a instancias de varias asociaciones kurdas locales, funcionaban de forma ilegal y no habían presentado ningún tipo de solicitud oficial para impartir clases. “Uno tiene que cumplir con las normas para abrir una escuela. Si alguien dice ‘voy a abrir una escuela (sin ningún permiso)’, entonces eso sería el fin de la ley”, recalcó Bozdağ.