Seguidores del PKK se enfrentan a la policía en el sureste de Turquía

Unos 5.000 seguidores del PKK que se habían manifestado en la ciudad suroriental de Diyarbakır a favor del grupo terrorista se enfrentaron a la policía, que tuvo que emplear gases lacrimógenos.

Unos 5.000 seguidores del PKK que se habían manifestado en la ciudad suroriental de Diyarbakır a favor del grupo terrorista se enfrentaron a la policía, que tuvo que emplear gases lacrimógenos para dispersarlos.
 
Los enfrentamientos se produjeron el domingo tras una manifestación que tuvo lugar en Diyarbakır, la ciudad más importante del sureste de Anatolia de mayoría étnica kurda. Tras la protesta, en la que los participantes acusaban a las fuerzas de seguridad turcas de mutilar los cuerpos de los miembros del PKK muertos en los últimos enfrentamientos y de no devolvérselos a sus familiares, varios miles de manifestantes se enfrentaron violentamente con la policía con rocas y palos, obligando a intervenir a los anti-disturbios que tuvieron que utilizar gas lacrimógeno para dispersarlos.
 
Muchas tiendas de la ciudad cerraron también en señal de protesta o por temor a represalias por parte de los seguidores del PKK, que destrozan aquellas que permanecen abiertas en jornadas de protesta como la del domingo.
 
Al menos 10 manifestantes fueron detenidos por la policía tras estos violentos incidentes, que se producen en medio de una escalada generalizada de los ataques del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) contra las fuerzas de seguridad turcas, lo que ha llevado al gobierno turco a volver a plantearse la posibilidad de una intervención militar a gran escala en las montañas fronterizas del norte de Irak, donde se ocultan la mayor parte de los militantes del grupo terrorista.