Estambul, embalse de Alibey

Las últimas lluvias aumentan las reservas de agua de Estambul al 40%

Las lluvias torrenciales caídas en el noroeste de Turquía durante las últimas semanas han hecho que las reservas de agua en los pantanos de Estambul, que llegaron a estar por debajo del 20% y en el caso de algunas presas por debajo del 5%, hayan aumentado actualmente hasta el 39,62%, según datos de la Agencia de Gestión de Aguas de Estambul (İSKİ).

El pasado 28 de noviembre, las reservas de agua en Estambul estaban aún solo al 25,47%. Previamente, las autoridades de Estambul llegaron a planear extraer agua del fondo de algunos de los pantanos que abastecen de agua a la ciudad, si las lluvias de otoño no bastaban para llenar los pantanos; algunas reservas de agua llegaron a estar a solo el 4% de su capacidad, afectando la sequía especialmente al lado europeo de Estambul. Aun así, los expertos advierten que el riesgo para el suministro de agua a la ciudad no ha pasado, y que es urgente optimizar el consumo y no desperdiciar agua.