La Santa Sofía de Edirne será convertida en mezquita

Cuando se termine el proceso de renovación del templo en la provincia occidental de Edirne, éste pasará a ser una mezquita, pese a que en un primer momento todo hacía indicar que ejercería como museo.

La Santa Sofía de la antigua ciudad de Eno (Enez, en turco), cerca de la frontera entre Turquía y Grecia, volverá a ejercer como templo musulmán cuando llegue a su fin la extensa restauración a la que será sometida. Se trata del tercer caso en Turquía en que una Santa Sofía es reconvertida en mezquita durante la historia de la República.

La noticia saltó a los medios en una entrevista concedida por Adnan Ertem -director general de las Fundaciones- a la agencia oficial Anatolia, en la que explicó que el edificio, una vez restaurado, se convertiría en un templo de culto musulmán ya que en el pasado “el santuario fue consagrado como mezquita”.

La decisión anunciada por Ertem ha causado polémica ya que en un principio se declaró que la estructura serviría como museo. En 2012, Fatih Baysal, gobernador del distrito, dijo que el papel del edificio se decidiría tras la restauración mientras que el alcalde de Enez, Abdullah Bostancı, anunció que seguirían el ejemplo de la Santa Sofía de Estambul.

La conversión de la Santa Sofía de Enez en mezquita es la tercera de su tipo que tiene lugar en Turquía en los últimos años. La primera ocurrió en el 2011 cuando la Santa Sofía de İznik (Nicea), construida como iglesia en el siglo VIII, volvió a ser una mezquita como ocurrió en el siglo XIV pese a haber sido declarada como museo durante la República.

El segundo de los casos tuvo lugar en Trabzon, la antigua Trebisonda, capital del Imperio bizantino al que dio nombre, cuando en el 2013 la Santa Sofía de la ciudad, uno de los grandes ejemplos de la arquitectura bizantina, pasó de museo a mezquita pese a la oposición de sectores de la sociedad civil, si bien meses más tarde la decisión fue anulada por un tribunal y volvió a funcionar como museo. 

La iglesia de Enez, cuyo nombre también está dedicado a la Sabiduría, fue construida en el siglo XII por los bizantinos. Tras la toma de la ciudad por Mehmet II, el templo fue convertido en mezquita en 1456 y pasó a llamarse Fatih Camii (Mezquita del Conquistador). En 1965 un terremoto causó daños importantes al templo, y éste cayó en desuso.