La nueva flotilla hacia Gaza tendrá 15 barcos y 1.500 activistas

Los organizadores de la nueva Flotilla de la Libertad que pretende romper el bloqueo de la Franja de Gaza anunciaron el viernes que este año el convoy humanitario estará compuesto por 15 barcos.

Los organizadores de la nueva Flotilla de la Libertad que pretende romper el bloqueo de la Franja de Gaza anunciaron el viernes que este año el convoy humanitario estará compuesto por 15 barcos -más del doble que hace un año- y 1500 activistas de un centenar de países, mientras que el ministro de exteriores turco Ahmet Davutoğlu rechazó las presiones por parte de Israel para que impida la expedición.

Bülent Yıldırım, presidente de la ONG humanitaria turca İHH, anunció el viernes durante una rueda de prensa en su sede de Estambul los planes del nuevo convoy humanitario, la «Freedom Flotilla 2», que tiene previsto zarpar hacia territorio palestino a finales del mes que viene, un año después de que comandos israelíes abordaran el primer convoy en aguas internacionales y mataran a 9 activistas a bordo del buque «Mavi Marmara».

Yıldırım hizo incapié durante la presentación de la nueva flotilla que la expedición no es obra de İHH sino que se trata de un movimiento internacional en el que la ONG turca es sólo una pequeña parte de la organización. «Esta es una actividad organizada por 22 organizaciones», dijo el presidente de la organización, quien pidió además a Israel que permita el paso del convoy y no repita los errores de hace un año.

Israel ha incrementando en las últimas semanas las presiones a todos los niveles para que Turquía impida la salida de esta nueva flotilla humanitaria con destino a Gaza. El gobierno turco ha advertido a los activistas del convoy sobre los riesgos de intentar romper el bloqueo naval que el estado hebreo mantiene sobre la Franja, pero argumenta que la flotilla responde a una iniciativa puramente privada y humanitaria con participación de organizaciones de numerosos países, y que por tanto no tiene potestad legal para detenerla.

Precisamente el canciller turco, Ahmet Davutoğlu, criticaba hace poco en unas declaraciones hechas el jueves al diario turco Zaman la actitud de Israel y de quienes quieren ver en la nueva flotilla el origen del problema, obviando el hecho de que existe un bloqueo sin legalidad internacional sobre cientos de miles de civiles que viven en la Franja de Gaza.

«Hay algo que aún no es entendido por algunos círculos: dado que no pueden diagnosticar la enfermedad, están buscando la solución en el lugar equivocado, y suponen que el problema será resuelto o que en realidad no habrá ningún problema si esta flotilla no parte (hacia Gaza). Pero de hecho, la flotilla no es la fuente del problema. La fuente del problema es el embargo (sobre Gaza); y la fuente del embargo es el bloqueo existente en torno al problema palestino. Aquellos que dan este tipo de mensajes (presionando a Turquía para que impida la partida del nuevo convoy), deberían en primer lugar hacer un esfuerzo para resolver el problema palestino para asegurar que no haya ningún problema», dijo el ministro de exteriores turco.