La densa niebla en Estambul obliga a cerrar el Estrecho del Bósforo

Al menos una docena de grandes cargueros no pudieron atravesar el lunes el paso debido a las peligrosas condiciones de visibilidad en la zona, según informaron las autoridades marítimas turcas.

Las autoridades marítimas turcas se vieron obligadas el lunes a ordenar el cierre del Estrecho del Bósforo, que separa Europa de Asia y conecta el Mar Negro con el Mar de Mármara a través de Estambul, debido a una espesa niebla que redujo peligrosamente la visibilidad en el paso.

Al menos una docena de barcos contenedores esperaban el lunes para atravesar el Estrecho del Bósforo, ninguno de los cuales recibió la autorización debido a las peligrosas condiciones de navegación en la zona. No obstante la agencia de navegación turca especificó que el tráfico a través del Estrecho de los Dardanelos -en el otro extremo del Mar de Mármara- no estaba afectado por la niebla.

El Estrecho del Bósforo divide en dos la ciudad de Estambul, de 15 millones de habitantes, y representa una de las rutas marítimas más transitadas del mundo principalmente entre el Mar Negro y las aguas del Mar Mediterráneo.

Cerca de 10.000 barcos y unas 150 millones de toneladas de petróleo y derivados -principalmente procedente de Rusia- atraviesan cada año el estrecho, que con frecuencia y especialmente en invierno afronta problemas de navegación a causa de la niebla.