Jóvenes nacionalistas turcos atacan a varios soldados estadounidenses

La acción, organizada por un grupo de miembros de la Unión de Juventudes Turcas, ha sido condenada en un duro comunicado por la Embajada de Estados Unidos en Ankara.

Un grupo de jóvenes nacionalistas turcos atacaron el miércoles a varios soldados estadounidenses mientras transitaban por el céntrico distrito estambulita de Eminonü, en un incidente que ha sido condenado por la embajada de EE.UU. en Ankara.

Los incidentes se produjeron en la mañana del miércoles, cuando miembros del grupo kemalista Unión de Juventudes Turcas (Türkiye Gençlik Birliği en turco, o TGB), una organización minoritaria de ideología nacionalista y de extrema izquierda que rechaza cualquier cooperación con la UE y con Estados Unidos, comenzaron a seguir a tres soldados estadounidenses vestidos de civil que habían descendido del USS Ross, anclado durante varios días en Estambul tras haber participado en unos ejercicios de la OTAN en el Mar Negro.

Al parecer uno de los integrantes del grupo se acercó a los norteamericanos mientras retiraban dinero de un cajero automático, y tras preguntarles si eran miembros de la tripulación del USS Ross, comenzó a increparles en inglés. “Habéis declarado que sois miembros del ejército de Estados Unidos, y ahora, dado que os definimos como asesinos y criminales, queremos que os vayáis de nuestra tierra. Estamos usando nuestro derecho a protestar contra vosotros”, dijo uno de los miembros de acuerdo a un video publicado en Internet por la organización ultranacionalista.

Pese a que los estadounidenses trataron de marcharse del lugar ante los gritos de los activistas, en ese momento los nacionalistas comenzaron a empujarles gritando consignas como “Yankees go home” y a arrojarles pintura. Finalmente dos de los activistas agarraron a uno de los estadounidenses, mientras un tercero le cubría la cabeza con un saco. Finalmente los norteamericanos lograron escapar corriendo del lugar.

La acción realizada el miércoles por los miembros del TGB es una referencia a los incidentes ocurridos en 2003 en Sulaymaniyah (norte de Irak), cuando soldados norteamericanos capturaron en una emboscada a 11 soldados turcos y les pusieron sacos en las cabezas hasta que fueron liberados casi tres días más tarde, en unos hechos que desataron la indignación del gobierno y de la opinión pública en Turquía.

En un comunicado emitido poco después del incidente, la Embajada de Estados Unidos en Turquía condenó duramente lo ocurrido. “El video que muestra un ataque a tres marineros estadounidenses de visita (en Turquía) resulta abominable. Si bien respetamos el derecho a la protesta pacífica y la libertad de expresión, condenamos el ataque de hoy ocurrido en Estambul, y no tenemos ninguna duda de que la inmensa mayoría de los turcos se unirán a nosotros en rechazar una acción tan irrespetuosa respecto a la reputación que tiene la hospitalidad de Turquía”, decía el texto de la embajada.