Israel ofrece sus disculpas a Turquía

Israel ofreció finalmente este miércoles una disculpa oficial a Turquía tras la amenaza de Ankara de retirar a su embajador del país, después de que éste fuera humillado durante una reunión.

Israel ofreció finalmente este miércoles una disculpa oficial a Turquía tras la amenaza de Ankara de retirar a su embajador del país, después de que éste fuera humillado durante una reunión con un responsable del ministerio de exteriores hebreo.
 
Fue el lunes cuando el vice ministro de exteriores israelí Danny Ayalon convocó al embajador de Turquía en Israel, Ahmet Oğuz Çelikol, para protestar por la emisión en un canal privado de televisión turco del capítulo de una popular serie de acción, «El Valle de los Lobos» (Kurtlar Vadisi), en la que aparecía un miembro del Mossad (servicio secreto israelí) matando a civiles inocentes, lo que el gobierno hebreo calificó de «antisemita».
 
El embajador fue convocado no en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores como es habitual, sino en un despacho del parlamento, y se le hizo esperar en el pasillo. Al hacerle entrar, se le hizo sentarse en un sofá situado muy por debajo de los asientos de los delegados israelíes y junto a una mesa en la que únicamente estaba la bandera israelí.
 
Ayalon rehusó además estrecharle la mano, incluso a sugerencia de los periodistas que habían sido convocados al encuentro, y además dió detallada cuenta a los medios presentes de cómo estaba humillando al representante turco; eso sí, tuvo cuidado de hacerlo en hebreo, no en inglés, por lo que Çelikol no entendió lo que sucedía y no reaccionó. Preguntado ayer en Turquía por lo sucedido y sobre qué hubiera hecho si Ayalon hubiera pronunciado esas palabras en inglés en lugar de en hebreo, Çelikol no dudó un momento: «La reunión habría terminado en ese mismo instante, y me habría marchado inmediatamente».
 
Turquía reaccionó indignada y contundentemente ante el lamentable suceso, y pidió rápidamente disculpas y una explicación inmediata sobre lo ocurrido. En la mañana del miércoles, fue el propio Ayalon quien emitió un comunicado en el que admitía que su comportamiento había sido anti-diplomático, pero sin llegar a disculparse por lo ocurrido. El gobierno turco amenazó entonces con medidas inmediatas si no se ofrecía una disculpa formal, y el presidente turco Abdullah Gül en persona declaró que Israel tenía hasta la medianoche del miércoles para rectificar lo que en Turquía se consideró un ejemplo sin precedentes de «grosería diplomática». «Si no, nuestro embajador tomará el primer vuelo mañana (jueves) para regresar a Turquía», aseguró Gül, quien recalcó que estaba en manos del ejecutivo israelí aliviar la tensión.
 
Finalmente en la tarde del miércoles el primer ministro israelí Benjamin Netanyahu enviaba una carta de disculpa firmada por Ayalon que fue aceptada por su homólogo turco, Recep Tayyip Erdoğan. «Hemos recibido la respuesta que estábamos esperando», dijo Erdoğan a la prensa. Posteriormente la oficina de Ayalon reveló parte del contenido de la carta: «Aunque tenemos nuestras diferencias de opinión sobre varios temas, deberían ser discutidos y resueltos sólo a través de medios diplomáticos abiertas, recíprocos y respetuosos entre nuestros dos gobiernos… No tenía intención de humillarle personalmente, y me disculpo por el modo en que el asunto fue tratado y percibido», decía el texto.
Mientras, está previsto que el ministro de defensa israelí Ehud Barak llegue en visita oficial este domingo a Turquía, invitado previamente por el Presidente Gül; una visita que se espera pueda contribuir a enmendar los deteriorados lazos entre las dos potencias regionales.