ataque de Irán sobre Israel

Israel afirma haber destruido el 99% de los drones y misiles lanzados por Irán

Israel afirmó este domingo haber destruido el 99% de los drones y misiles balísticos y de crucero lanzados esta madrugada por Irán, en un ataque masivo y sin precedentes que Teherán calificó como una respuesta en represalia por el reciente bombardeo del ejército israelí contra su embajada en Damasco, en un nuevo giro de tuerca que escala aún más las tensiones en Oriente Medio amenazando con extender el conflicto por la guerra en Gaza.

Un portavoz del ejército israelí declaró que se detectaron más de 300 lanzamientos sobre el espacio aéreo de Israel, de los cuales “el 99% fueron interceptados”, lo que consideró como “un éxito estratégico muy importante”, añadiendo que Irán empleó en el ataque al menos 170 drones, más de 30 misiles de crucero y más de 120 misiles balísticos; algunos de estos últimos pudieron romper las defensas israelíes, causando daños en una base aérea aunque las autoridades israelíes los calificaron de poca importancia. El presidente estadounidense Joe Biden confirmó que sus fuerzas ayudaron a Israel a interceptar “casi todos” los drones y misiles.

El ataque iraní se produce menos de dos semanas después de que un presunto bombardeo israelí -siguiendo su política habitual en estos casos, Israel nunca lo ha confirmado ni desmentido– contra un edificio diplomático de Irán en Damasco matara a dos generales iraníes, y representa la primera vez que Irán ha lanzado un ataque militar directo contra Israel. Numerosos países así como Naciones Unidas condenaron el ataque, mientras que algunas naciones como Francia alertaron que Irán “corre el riesgo de provocar una escalada militar” en la región.

En Irán, donde se vivieron celebraciones durante toda la noche por el ataque, el jefe del Estado mayor de las Fuerzas Armadas de Irán, el general Mohammad Bagheri, alertó a Israel de que cualquier respuesta que lleve a cabo por este a ataque sería a su vez contestada con una represalia mucho mayor, y advirtió a Washington que en caso de apoyar una acción militar israelí de este tipo Irán atacará las bases estadounidenses en la región. Mientras en Israel, el primer ministro Benjamin Netanyahu se mostró confiado tras confirmarse que habían sido destruidos el 99% de los drones y misiles lanzados en el ataque de Irán: “Lo interceptamos, lo repelimos, y juntos ganaremos”, escribió en la red social X.