Gates critica a Turquía y España por su contribución en Libia

El secretario de defensa norteamericano Robert Gates criticó a Turquía como uno de los cinco países europeos de la OTAN que no están colaborando todo lo que podrían en Libia.

El secretario de defensa norteamericano Robert Gates criticó a Turquía como uno de los cinco países europeos miembros de la OTAN que a su juicio no están colaborando todo lo que podrían en la campaña de bombardeos aéreos sobre Libia, entre los que citó también a España.

Durante una reunión a puerta cerrada de los ministros de defensa de la OTAN, Gates se refirió específicamente a Polonia y Alemania como dos miembros de la Alianza Atlántica con una importante capacidad aérea que no están haciendo ninguna contribución a la operación en el país norteafricano, mientras que citó a España, Turquía y Holanda como países miembros que, si bien están colaborando en el mantenimiento de la zona de exclusión aérea, no están participando en los ataques aéreos ni en operaciones de asistencia o reconocimiento relacionadas con esos ataques.

Fuentes diplomáticas citadas por la prensa turca confirmaron que Gates criticó la participación de Turquía -que posee el segundo mayor ejército de la OTAN después de Estados Unidos- en la operación en Libia. En cualquier caso, las palabras del secretario de defensa norteamericano parecen poner en entredicho la unidad en el seno de la alianza y rebelan las crecientes tensiones sobre qué países están llevando el peso de una operación cuyos objetivos, desarrollo y duración en estos momentos son toda una incógnita tras dos meses de bombardeos. Sólo 8 de los 28 países miembros de la Alianza están participando directamente en los ataques sobre Libia.

Por su parte el ministro de defensa turco Vecdi Gönül defendió la postura de Turquía diciendo que su país está contribuyendo a la operación en línea con el mandato recibido del parlamento turco y de acuerdo a las limitaciones impuestas por la resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Ankara colabora en el control del embargo de armas y la base de la OTAN en la ciudad de İzmir es sede del centro de operaciones para el control de la zona de exclusión aérea sobre Libia; además de esto, Turquía se encarga de las tareas de asistencia y distribución de ayuda humanitaria a la población civil.

Precisamente relacionado con esta última tarea, el ministro de exteriores turco Ahmet Davutoğlu anunció el jueves en una conferencia de prensa desde Abu Dhabi que Turquía donará 100 millones de dólares en ayuda humanitaria a Libia, incluyendo la construcción de escuelas y la reparación de infraestructuras básicas. Davutoğlu hizo este anuncio el jueves en el marco del tercer encuentro del Grupo de Contacto sobre Libia, cuya próxima reunión tendrá lugar en Turquía el mes que viene.