Fuertes lluvias y deslaves anegan el centro de Europa

Equipos de rescate intentaban ayer evacuar a las víctimas y remover los escombros dejados por masivas inundaciones que afectaron el centro de Europa y dejaron al menos 15 muertos.

Equipos de rescate intentaban ayer evacuar a las víctimas y remover los escombros dejados por masivas inundaciones que afectaron el centro de Europa y dejaron al menos 15 muertos el fin de semana, mientras en la Cachemira india, socorristas excavaban entre los restos de casas derrumbadas y montones de lodo en busca de 500 personas aún desaparecidas luego de grandes inundaciones que causaron aludes y dejaron 132 muertos.

Las inundaciones provocadas por fuertes lluvias y tormentas afectaron a Polonia, Lituania, República Checa y Alemania. En Lituania, dos veraneantes murieron ayer al caer árboles sobre sus tiendas de campaña tras una violenta tormenta cerca de Varena (sur). Otras dos personas fallecieron por las tormentas en el norte del país.

En Polonia, las intensas precipitaciones causaron el desborde de ríos y la rotura de un dique, anegando localidades en la zona suroeste. Hubo tres ahogados en Baja-Silesia (suroeste), cerca de las fronteras checa y alemana. Unas 700 personas fueron evacuadas y 4.000 casas seguían sin electricidad ayer, según las autoridades locales.

En Alemania, en Neukirchen (suroeste), tres personas murieron ahogadas en un sótano el sábado, a causa de lluvias torrenciales. Más de mil personas, entre ellas residentes de dos geriátricos, fueron evacuadas en la madrugada de ayer en la región.

En República Checa, las inundaciones violentas dejaron cuatro muertos en el norte y se informó de tres desaparecidos hasta ayer.