El »Mavi Marmara» llega al puerto de İskenderun

El «Mavi Marmara», buque insignia de la llamada «Flotilla de la Libertad» que fue apresada por Israel a finales de mayo cuando pretendía llevar ayuda hasta Gaza, regresó a Turquía.

El «Mavi Marmara», buque insignia de la llamada «Flotilla de la Libertad» que fue apresada por Israel a finales de mayo cuando pretendía llevar ayuda hasta Gaza, regresó según lo previsto ayer sábado a Turquía, entrando en el puerto de İskenderun (Alejandreta).

La televisión turca mostraba ayer al «Mavi Marmara» («Mármara Azul», en turco) mientras era remolcado al puerto de İskenderun, en la costa mediterránea de Turquía, donde le aguardaban fuertes medidas de seguridad incluyendo la prohibición de entrada de los periodistas al puerto, según indicó la agencia de noticias turca Anatolia.

Hüseyin Oruç, vicepresidente de la Fundación de Ayuda Humanitaria (İHH) -la organización humanitaria turca que organizó el pasado mes de mayo la Flotilla de la Libertad-, declaró que el ejemplo del «Mavi Marmara» había sentado un precedente y animado a grupos en todo el mundo a organizar otras expediciones multinacionales para obligar a Israel a romper el inhumano bloque que persiste sobre Gaza y su millón y medio de habitantes.

«En todo el mundo hay organizaciones civiles que están preparando nuevas flotillas… Creo que empezaremos a verlas a partir de octubre», aseguró Oruç en declaraciones hechas desde el puerto de İskenderun.

El sangriento asalto que llevaron a cabo los comandos israelíes en aguas internacionales contra el «Mavi Marmara», en el que murieron 9 de los activistas que iban a bordo, marcó un antes y un después en las relaciones entre Israel y Turquía, hasta la fecha el único país aliado que tiene el estado hebreo en Oriente Medio, cuya amistad es especialmente valiosa para Israel por su doble condición de país de mayoría musulmana y a la vez con fuertes lazos con Occidente.

Desde la tragedia del «Mavi Marmara», Ankara ha retirado a su embajador en Tel-Aviv y reducido las relaciones con Israel a la mínima expresión, exigiendo al gobierno liderado por el primer ministro Benjamin Netanyahu una disculpa oficial, indemnizaciones para las víctimas y una comisión internacional e independiente que investigue el abordaje de los soldados israelíes para reestablecer las maltrechas relaciones.