Estambul presenta sus primeros taxis eléctricos

Con capacidad para recorrer 300 kilómetros con una sola carga, los nuevos taxis eléctricos han llegado para quedarse: el plan es que a finales de 2017 haya 600 en Estambul, y que en 5 años su número ronde los 8.500 vehículos.

Tres nuevos vehículos eléctricos que comenzarán a circular como taxis por las calles de Estambul fueron presentados a primera hora del viernes en una ceremonia pública con la asistencia de varias autoridades, que anunciaron que el objetivo es que haya entre 500 y 600 taxis eléctricos en servicio para finales de este mismo año.

El acto de presentación tuvo lugar durante un evento público celebrado el viernes de madrugada en la céntrica Plaza Taksim con motivo del sahur (el almuerzo que se toma antes del ayuno diario del Ramadán), en el que el ayuntamiento del distrito de Beyoğlu y la Asociación de Conductores de Taxi de Estambul (İTEO) presentaron los nuevos vehículos.

Varios taxistas además del alcalde de Beyoğlu, Ahmet Misbah Demircan, y el presidente de İTEO, Yahya Uğur, asistieron al acto, en el que se puso énfasis en la importancia de la iniciativa para frenar problemas como la polución o el cambio climático. “Está claro que la humanidad necesita que en el mundo haya vehículos que sean más sostenibles, más respetuosos con el medioambiente y menos contaminantes” dijo el alcalde a los periodistas durante el evento.

“Es hermoso que los taxistas turcos tengan sensibilidad por este problema. Doy las gracias a todos nuestros taxistas por su labor y por su duro trabajo”, añadió Demircan, quien tras ser informado por los taxistas hizo un pequeño recorrido por Taksim con uno de los vehículos eléctricos. Por su parte el presidente de İTEO destacó el nivel de confort que los nuevos taxis ofrecerán a los clientes.

Los nuevos taxis eléctricos adquiridos pertenecen al modelo ZOE de la marca francesa Renault, uno de los vehículos eléctricos más vendidos del mundo por su versatilidad y su buena relación entre precio y autonomía; el gran avance que la tecnología eléctrica ha experimentado en los últimos años ha permitido que los últimos modelos presentados este viernes en Estambul puedan recorrer una distancia de 300 kilómetros con una carga completa, alcanzando una velocidad máxima de 140 kilómetros por hora.

Esto unido a su pequeño tamaño –poco más de 4 metros de longitud- que contrasta con su gran espacio interior, los hace especialmente ideales para el tráfico y los desplazamientos en grandes ciudades como Estambul, donde la congestión de la circulación es un reto que cada día afrontan los conductores, incluyendo los taxistas. Hay además también planes para convertir los taxis de Ankara a eléctricos para septiembre de 2018.

El objetivo fijado es que haya entre 500 y 600 taxis eléctricos como los presentados el viernes en Taksim circulando a finales de 2017 por Estambul. El precio de cada uno de estos vehículos normalmente ronda las 130.000 liras –unos 33.000 euros, que incluyen la batería en propiedad– y los taxistas podrán adquirirlos bien comprándolos, o bien pagando durante 5 años una cuota mensual de 6.500 liras (unos 1.650 euros) que incluye el uso de las estaciones de carga, el mantenimiento, un seguro y la asistencia en carretera.

Está previsto además que en los próximos meses se instalen hasta 150 puntos de carga para coches eléctricos en Estambul. Según explicó Uğur, actualmente hay 17.395 taxis con licencia operando en Estambul, y el plan es que en 5 años el 50% de ellos sean eléctricos.