Presentan en Turquía el primer coche solar de cuatro plazas

El “Aruna”, construido por un grupo de estudiantes y profesores universitarios, es capaz de recorrer 500 kilómetros a una velocidad de 70 km/hora a un coste de sólo un euro y medio.

Un equipo de la Universidad Técnica de Estambul (İTÜ) presentó el lunes en sociedad el “Aruna”, el primer vehículo de su tipo fabricado en Turquía propulsado por energía solar y dotado de cuatro plazas.

Diseñado y construido por un grupo de estudiantes y profesores de la universidad, el Aruna toma su nombre del dios hindú que personifica el amanecer, y tras realizar una gira por Turquía tiene previsto presentarse a la competición del World Solar Challenge, una carrera de vehículos solares que se celebrará en octubre a través del desierto de Australia, recorriendo más de 3.000 kilómetros desde Darwin hasta Adelaida.

Según explicaron los responsables del proyecto -que ha contado con el patrocinio de más de 30 empresas e instituciones- durante la presentación pública del nuevo coche, el Aruna es capaz de recorrer una distancia de 500 kilómetros a una velocidad de 70 kilómetros por hora, a un coste estimado de sólo 5 liras (un euro y medio).

Si bien no es el primer coche solar construido por la İTÜ –que ya ha desarrollado hasta siete vehículos de este tipo que han participado en competiciones similares- sí que es el primero construido para transportar a más de una persona, sentando todo un precedente para una industria en auge pese a lo cual no hay planes por ahora para fabricar este modelo en serie.

A principios de este año otro equipo de la Universidad Técnica de Medio Oriente (ODTÜ) de Ankara obtuvo hasta siete galardones en EE.UU. por diseñar un taxi propulsado también por energía solar y que contaba con nada menos que cinco plazas, si bien por ahora el diseño no se ha llevado a la práctica.

La semana pasada entraba también en funcionamiento en Estambul el primer autobús público alimentado por energía solar, si bien en este caso el vehículo está impulsado por gas y los paneles solares de su techo alimentan las baterías y los aparatos eléctricos.