El viceprimer ministro británico pide investigar las denuncias de WikiLeaks

El viceprimer ministro británico Nick Clegg pidió el domingo durante una entrevista en el canal de televisión BBC que se investiguen las denuncias de torturas y matanzas de civiles en Irak.

El viceprimer ministro británico Nick Clegg pidió el domingo durante una entrevista en el canal de televisión BBC que se investiguen las denuncias de torturas y matanzas de civiles en Irak que revelan los documentos secretos filtrados por WikiLeaks, que para Clegg «provocan consternación y son gravísimas».

Clegg se refería así a los 400.00 informes secretos hechos públicos el sábado por el portal WikiLeaks, en los que se detallan todo tipo de abusos, torturas y matanzas realizadas en Irak desde la invasión de 2003, actos cometidos tanto por las fuerzas de seguridad iraquíes como por las tropas estadounidenses en el país. Además los documentos publicados dan cuenta de casi 20.000 víctimas de la guerra no incluídas en las cifras oficiales, la inmensa mayoría civiles inocentes.

Para el vice primer ministro británico debe ser Estados Unidos quien tome la decisión sobre qué hacer con respecto a unos informes que acusan directamente a sus tropas, pero matiza que en la parte que se refiere a la actuación de los soldados británicos, esas acusaciones «son gravísimas y deben ser investigadas».

«La gente querrá conocer la respuesta a unas denuncias muy, muy graves, de una naturaleza tal que creo consternará a todos», comentó Clegg, cuyo partido Liberal Demócrata (que forma parte de la coalición de gobierno encabezada por el primer ministro David Cameron) se opuso en su día a la invasión de Irak, un acto que no dudó en volver a calificar de ilegal.

Concretamente el rotativo británico The Guardian señalaba este domingo que tras analizar en detalle los documentos secretos filtrados por WikiLeaks, había encontrado al menos dos denuncias de iraquíes contra soldados británicos que supuestamente les habrían sometido a torturas.