El presidente turcochipriota visita España

El presidente de la República Turca del Norte de Chipre (KKTC), Mehmet Ali Talat, llegó este jueves a Madrid en visita oficial invitado expresamente por el gobierno español.

El presidente de la República Turca del Norte de Chipre (KKTC), Mehmet Ali Talat, que llegó este jueves a Madrid en visita oficial invitado expresamente por el gobierno español, aseguró que la solución en Chipre «es posible» pero está lleno de dificultades.
Talat llegó a la capital española en un avión de Turkish Airlines, donde fue recibido por varios dignatarios del gobierno español así como por el embajador de la República de Turquía en España, el señor Ender Arat.

El presidente turcochipriota tiene previsto reunirse con varias autoridades españolas, incluyendo un encuentro este viernes con el ministro de Asuntos Exteriores español, Miguel Angel Moratinos.

Las negociaciones de Chipre, en la encrucijada

Mehmet Ali Talat pronunció una conferencia en Madrid este jueves titulada «Las negociaciones de Chipre en la encrucijada» organizada por el Real Instituto Elcano, donde destacó que actualmente existe una «oportunidad histórica» para acabar con la división de la isla y lograr una solución al conflicto en Chipre, de la que son partidarios tanto él como el presidente grecochipriota, Dimitris Christofias. El presidente de la KKTC dijo que había habido algunos progresos, pero admitió que el acuerdo aún estaba lejos y que había muchos obstáculos, si bien subrayó que «el acuerdo es posible».
 
Talat, preguntado si no sería mejor que en las negociaciones participaran también Grecia y Turquía, se mostró «totalmente de acuerdo», ya que la presencia de Ankara y Atenas permitiría «ampliar la visión» de las negociaciones. Así reconoció que la KKTC mantiene «consultas constantes» con el gobierno turco, mientras que el apoyo de Grecia es crucial para que los grecochipriotas sean lo suficientemente flexibles en las negociaciones.
El presidente turcochipriota quiso recordar además que en la república turcochipriota habrá próximamente elecciones presidenciales, el 18 de abril, donde los sondeos auguran su derrota frente al candidato nacionalista, partidario de mantener el actual status quo: es decir, la división de la isla. Por ello es vital acelerar el proceso de negociaciones e implicar a la comunidad internacional para garantizar una solución al conflicto, a ser posible este año.
 
Talat reconoció que el pueblo turcochipriota está «decepcionado» tras el ingreso en 2004 en la UE de la parte griega de la isla, a pesar de que fue la comunidad turcochipriota la única que respaldó mayoritariamente el plan Annan de la ONU para la reunificación de Chipre. Además la Unión Europea tampoco cumplió sus promesas de acabar con el aislamiento de la KKTC, tal y como había prometido si los turcochipriotas apoyaban la reunificación. «En mi opinión, los turcochipriotas están a favor de la solución y quieren entrar en la UE, pero están decepcionados».
 
«Hay muchos obstáculos» -dijo Talat- aunque la solución esté «al alcance de la mano». Uno de estos obstáculos, según Talat, es precisamente el paso del tiempo, que consolida una situación a la que ya se ha acostumbrado una nueva generación que no vivió la división de la isla. «No es fácil enfrentarse a cambios, especialmente en Chipre», comentó.
 
Talat consideró además que España puede desempeñar un papel importante por ser un país que respalda firmemente el ingreso de Turquía en la UE y cuyo ministro de exteriores, Miguel Ángel Moratinos, es un gran conocedor de Chipre y «está haciendo todo lo posible» para alcanzar un acuerdo en la isla.