El fútbol turco, afectado por la inestabilidad en Turquía

Tras el golpe de Estado varias estrellas internacionales ha decidido abandonar la liga turca, y los principales clubes del país se han desplomado en la Bolsa.

La situación por la que está atravesando Turquía ha terminado por afectar al ámbito deportivo, y especialmente al fútbol. Diferentes jugadores han hecho pública su intención de salir del país por la situación política del mismo, mientras que los equipos de fútbol han visto cómo su valor bajaba considerablemente en la Bolsa de Estambul.

Antes de que se produjese el golpe en la noche del 15 de julio, José Sosa, todavía jugador del Beşiktaş, emitió un comunicado en las redes sociales en el cual informaba de su deseo de abandonar Turquía a raíz del atentado en el aeropuerto Atatürk de Estambul. Tras la fallida asonada militar, son Mario Gómez y Robbie van Persie los que quieren marcharse de Turquía.

El internacional alemán cuajó una gran temporada en el Beşiktaş, ganando la liga y convirtiéndose en el máximo artillero del campeonato. No obstante, Gómez comunicó en Facebook su deseo de no extender su estadía en Estambul, donde se encontraba a préstamo por la Fiorentina.

Ha sido una decisión muy difícil que he meditado mucho. Tengo que deciros personalmente a los seguidores del Beşiktaş que es una gran pena para mí no volver a jugar para este gran club, frente a vosotros seguidores increíbles y en este estadio único. ¡Las razones de esto se deben completamente a la situación política! No hay razones deportivas ni de ninguna otra índole que me hayan hecho tomar esta decisión. Se debe puramente a los terribles acontecimientos que han tenido lugar estos últimos días”, rezaba el comunicado del delantero.

Robbie van Persie, jugador del Fenerbahçe, se encuentra en una situación parecida según el diario Hürriyet. El holandés, que nunca se sintió a gusto en Estambul, le encargó a su agente que le buscase una salida y, tras no llegar a un acuerdo con clubes de China, todo hace indicar que recalará en el Stoke City inglés.

Es probable que la situación del país dificulte la contratación de estrellas de primer nivel que tanto Fenerbahçe, Beşiktaş y Galatasaray quieren atraer verano tras verano.

Desplome en la bolsa

Los principales clubes turcos, que cotizan en la Bolsa de Estambul, han visto además como su valor se ha desplomado en los últimos días.

Desde la noche del golpe hasta el jueves, el Fenerbahçe bajó un 16%, el Beşiktaş 17%, el Galatasaray 21% y el Trabzonspor 25%. A esto habría que añadirle la depreciación de la lira turca.