Ekrem İmamoğlu

El alcalde de Estambul, condenado a casi 3 años de cárcel

Ekrem İmamoğlu, que podría enfrentarse a Erdoğan en las presidenciales de 2023, puede quedar inhabilitado como alcalde de Estambul.

Un tribunal turco sentenció este miércoles al alcalde metropolitano de Estambul, Ekrem İmamoğlu, a 2 años y 7 meses de cárcel tras hallarlo culpable de los cargos por insultar a los miembros de la Junta Electoral Central de Turquía (YSK). Además de encontrar culpable al alcalde de la ciudad, la sentencia también recoge una serie de prohibiciones que podrían llevar a una inhabilitación de İmamoğlu para seguir en el cargo al frente del ayuntamiento metropolitano.

La sentencia emitida hoy se refiere a un discurso que el ahora alcalde, miembro del opositor Partido Republicano del Pueblo (CHP), pronunció en 2019 precisamente durante las elecciones que le condujeron a hacerse por un estrechísimo margen con la alcaldía de la mayor ciudad de Turquía. 7 de los 11 miembros de la YSK votaron a favor de anular el resultado electoral y repetir los comicios en Estambul tras las alegaciones presentadas por el partido de Erdoğan, el AKP, citando varias irregularidades durante el proceso.

En respuesta a dicha decisión, İmamoğlu dijo que “esos que han anulado las elecciones (municipales en Estambul) del 31 de marzo son idiotas”. El ahora alcalde siempre ha negado los cargos, y durante el juicio negó que su expresión fuera dirigida a los miembros de la Junta Electoral, alegando que era una respuesta al ministro turco del Interior Süleyman Soylu, quien le había anteriormente llamado “idiota” al acusar a İmamoğlu de criticar a Turquía durante una visita realizada al Parlamento Europeo tras cancelarse el resultado electoral.

Tras la repetición de las elecciones locales en la ciudad el 23 de junio de ese mismo año, İmamoğlu logró vencer con claridad en Estambul obteniendo un 54,21% de los votos, imponiéndose con rotundidad al candidato del AKP y último primer ministro turco (tras el cambio constitucional que impuso un sistema presidencial en Turquía) Binali Yıldırım, y mejorando los resultados obtenidos en marzo, cuando İmamoğlu había obtenido la victoria por apenas 14.000 votos de diferencia despertando sospechas de fraude.

La victoria de İmamoğlu supuso un duro varapalo para el partido AKP de Erdoğan, siendo la primera vez que la formación conservadora perdía la alcaldía de la metrópolis turca. Se espera que el aún alcalde de Estambul, cuyo nombre suena como posible candidato para enfrentarse al propio Erdoğan en las elecciones presidenciales de 2023, recurra la sentencia dada a conocer hoy y que le condena teóricamente a ingresar en la cárcel, si bien al carecer de antecedentes en la práctica sólo pasaría un día en prisión.