CUATRO PARTIDOS POLÍTICOS SE ENFRENTAN A UNA CLAUSURA AUTOMÁTICA

Mientras que el gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) y el prokurdo Partido de la Sociedad Democrática (DTP) están amenazados con casos de clausura en el Tribunal Constitucional, cuatro otros partidos políticos serán cerrados si no se presentan a las próximas elecciones. Se trata del Partido de la Recta Vía (DYP), el Partido de la Patria (ANAVATAN), el Partido de la Gran Unidad (BBP) y el Partido Democrático de la Izquierda (DSP).

Bajo la ley electoral turca, un partido político no puede participar en elecciones en una alianza. Por esta razón, la alianzas electorales en Turquía deben de ser hechas \»por debajo de la mesa\», con un partido incluyendo en sus listas electorales a miembros de otros partidos. Debido a la barrera del 10% para entrar en el parlamento, muchos partidos políticos no pueden entrar en él. Sólo tres de los 13 partidos que participaron en las pasadas elecciones generales del 22 de julio lograron superar dicha barrera: el AKP, el Partido Republicano del Pueblo (CHP) y el Partido de Acción Nacionalista (MHP).

El DSP decidió presentarse las elecciones no por su cuenta, sino usando escaños del CHP. Otra estrategia para superar el obstáculo de la barrera es presentar a los diputados del partido como independientes, pues éstos no tienen que superar dicha barrera. Esta estrategia fue usada por el DTP, que consiguió 20 escaños en el Parlamento en las elecciones del 22 de julio. Usando la misma estrategia, el líder del BBP, Muhsin Yazıcıoğlu, y el líder del Partido de la Libertad y la Democracia (ÖDP), Ufuk Uras, lograron asientos en el Parlamento. El BBP no participó en las elecciones mientras que el ÖDP sí. Otro partido que no participó en las elecciones fue el ANAVATAN, que intentó infructuosamente fusionarse con el DYP bajo el amparo del Partido Democrático (DP) antes de las elecciones.

Bajo la Ley de Partidos Políticos, un partido político que no ha participado en dos elecciones generales consecutivas debe ser cerrado por el Tribunal Constitucional. Por ello, el ANAVATAN, DSP, BBP y DYP serán cerrados si no se presentan en las próximas elecciones generales. Pero presentarse a ellas no es una tarea fácil, y por un número de razones, incluyendo problemas de financiación, la clausura es el próximo problema para estos cuatro partidos.

Esto puede tener consecuencias importantes en posibles elecciones anticipadas, según los analistas políticos, al no cooperar estos partidos con otros. No es nada probable que el BBP coopere con el MHP en las elecciones. El DSP ya ha anunciado que no cooperará con el CHP y el ANAVATAN ha suspendido su fusión con el DYP. El DTP se presentará a las elecciones, pero será algo simbólico, pues usará de nuevo la estrategia de los diputados independientes. Además, ya existe un caso de clausura contra el DTP y, si es cerrado, los diputados del partido fundarán un nuevo partido para presentarse a las elecciones.

Çiller vuelve, Yılmaz indeciso

El líder del DP, Süleyman Soylu, ha llamado recientemente a la ex-Primera Ministra Tansu Çiller, antigua líder del DYP, para a volver al DP. De una forma parecida, un grupo dentro del ANAVATAN ha invitado a su antiguo líder, Mesut Yılmaz, a volver al partido. Se dice que si Çiller y Yılmaz asumen sus antiguos puestos en sus respectivos partidos, que ambos nunca se fusionarán.

Tras la apertura del caso de clausura contra el AKP, el DP ha incrementado sus llamamientos para que Çiller vuelva al partido y ella ha afirmado que volverá a la política. Se espera que el DP convoqué un congreso extraordinario en el que el liderazgo del partido pasará de Soylu a Çiller. Se dice que Çiller volverá al partido a finales de agosto.

Yılmaz por su parte, está intentando unir el centro-derecha en una formación política que unirá a los cuatro principales partidos de la misma forma que hizo el antiguo líder del ANAVATAN (entonces ANAP), Turgut Özal. Para ello, se está reuniendo con los socialdemócratas, los conservadores, nacionalistas y liberales. No se espera que Yılmaz vuelva a su partido sin antes ver que ocurre con su gran