Cruce de declaraciones entre Erdoğan y el nuevo presidente turcochipriota

El presidente turco criticó a Mustafa Akıncı después de que éste dijera que la relación con Turquía debería de ser entre “hermanos”, y no desde una perspectiva “madre e hijo”.

El recién elegido presidente de la República Turca del Norte de Chipre (KKTC, por sus siglas en turco), Mustafa Akıncı, visitará próximamente la vecina Turquía una vez tome posesión oficial de su cargo el jueves, pese al reciente cruce de declaraciones que éste tuvo con el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan sobre las relaciones que deberían mantener ambos Estados.

Erdoğan había telefoneado el lunes a Akıncı, un moderado de izquierdas y ex alcalde de Lefkoşa (la mitad norte de Nicosia), para felicitarle por su elección poco antes de partir desde Ankara a Kuwait en visita oficial. Sin embargo, las relaciones entre ambos políticos no empezaron con buen pie después de que el nuevo presidente turcochipriota señalara que la KKTC deseaba mantener lazos de “hermandad” con Ankara, rechazando una relación “de madre patria e hijo” entre Turquía y la mitad de la isla de mayoría turca.

“¿Oyen sus oídos lo que dice?”, respondió Erdoğan durante una conferencia de prensa celebrada el lunes en la capital turca, al ser preguntado por los periodistas sobre su opinión acerca de las palabras de Akıncı.

“Incluso trabajar juntos como hermanos tiene sus condiciones. Hemos pagado un precio por el Norte de Chipre. Tenemos mártires (que murieron en el conflicto), y continuamos pagando un precio. Para Turquía, la KKTC es nuestro hijo. Continuaremos cuidándolo como una madre cuida de su hijo”, insistió el presidente turco, que poco antes había recalcado que la solución al problema de la división de Chipre no debe buscarse “a cualquier precio”.

Pese a tratar de suavizar sus diferencias, el nuevo líder turcochipriota respondió inmediatamente el lunes a Erdoğan. “¿No quiere Turquía ver crecer a su hijo? ¿Deberíamos seguir siendo siempre un niño?”, se preguntó Akıncı, mucho más partidario de la reconciliación con los grecochipriotas que su predecesor Derviş Eroğlu, reafirmándose en sus palabras.

Pese a su teórica independencia –reconocida únicamente por Ankara- la República Turca del Norte de Chipre mantiene una fuerte dependencia política, militar y económica de Turquía; de hecho líderes de la isla como el ex presidente Rauf Denktaş –que se mantuvo en el cargo de 1983 a 2005- llegaron a decir que “nadie puede ser elegido presidente de la KKTC sin el consentimiento de Turquía”. Sin embargo Akıncı, pese a reconocer que eso había ocurrido en el pasado, ha asegurado que “en esta ocasión, el gobierno turco dijo que no intervendría”.

Su homólogo grecochipriota, Nikos Anastasiadis, ha recibido con buenas perspectivas su elección diciendo que el nuevo presidente turcochipriota trae esperanza para acabar con la división de la isla. Ambos líderes tienen previsto reunirse por primera vez el próximo 2 de mayo para reanudar las negociaciones de paz bajo mediación de Naciones Unidas, suspendidas el pasado año.