Turquía, muertos por consumo de alcohol adulterado

Al menos 6 muertos y 16 en estado crítico por consumo de alcohol adulterado

No se descarta que el número de víctimas aumente. En 2020, 92 personas murieron en Turquía en sólo un mes por consumo de alcohol adulterado.

El número de afectados en Turquía por el consumo de alcohol adulterado asciende ya a 6 muertos y otras 16 personas que se encuentran hospitalizadas en cuidados intensivos, sin que por ahora las autoridades descarten que se puedan producir nuevas muertes debido a que siguen acudiendo a los hospitales personas con síntomas de intoxicación.

Por ahora todas las muertes se han registrado en el distrito de Çorlu de la provincia de Tekirdağ, situada al oeste de Estambul; la primera víctima mortal se registraba la semana pasada, cuando Ikhlague Hussam, un hombre de origen paquistaní, fue hallado inconsciente en la calle y trasladado al hospital, donde se certificó su muerte por consumo de alcohol ilegal.

Desde que se registrara esa primera muerte el 24 de junio, se han producido al menos 24 ingresos hospitalarios por la misma causa en Tekirdağ, de los cuales 16 están en unidades de cuidados intensivos (8 de ellos entubados), y el número de fallecidos -5 hombres y una mujer- sigue aumentando.

Tras registrarse las primeras víctimas, las autoridades locales pusieron en marcha una investigación con varias inspecciones y redadas en tiendas y viviendas particulares, confiscando la policía hasta 52 litros de alcohol fabricado ilegalmente. Por el momento, al menos cinco personas han sido detenidas en relación con estas redadas, dos de las cuales han ingresado en prisión.

El alcohol adulterado produce ceguera y muerte

El problema del consumo de alcohol adulterado en Turquía no es nuevo, y tras él está el aumento de los precios del alcohol legal, por lo que muchas personas sin recursos recurren al mercado negro para conseguir alcohol más barato.

El problema es que éste se fabrica a base de alcohol metílico (metanol), un componente más barato pero más tóxico que el alcohol etílico que es usado para fabricar disolventes y productos de limpieza, que puede producir ceguera e incluso la muerte. En 2020, 92 personas murieron en 14 provincias de toda Turquía en poco más de un mes, en otro incidente relacionado con el consumo de alcohol adulterado.