Ahmadineyad apuesta por la mediación de Turquía en la disputa con Occidente

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, afirmó este miércoles que las buenas relaciones bilaterales entre su país y Turquía pueden contribuir de forma muy importante a la paz en la región.

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, afirmó este miércoles que las buenas relaciones bilaterales entre su país y Turquía pueden contribuir de forma muy importante a la paz en la región, en una alusión al conflicto que el régimen de Teherán matiene con Occidente por su polémico programa nuclear.

«El fortalecimiento de las relaciones de hermandad entre Irán y Turquía puede convertirse en un importante factor en favor de la paz y la seguridad de la región», dijo el presidente iraní tras reunirse en Teherán con el ministro de exteriores turco, Ahmet Davutoğlu, quien apostó por seguir fortaleciendo las relaciones entre los dos países.
Por su parte Davutoğlu afirmó que Irán tiene un papel destacado y determinante en la región y se mostró también a favor de fomentar los acuerdos bilaterales entre Ankara y Teherán. «Turquía concede especial importancia al crecimiento y al fortalecimiento de sus relaciones con Irán, y desea aumentar sus relaciones en todos los ámbitos», señaló el ministro turco, de visita oficial en Irán en el marco de una gira por Asia Central.
Ankara, por su posición geoestratégica y por sus buenas relaciones tanto con los países occidentales como con Oriente Medio y los países de Asia Central, se ha ofrecido en varias ocasiones para mediar en el conflicto que Irán mantiene con la comunidad internacional a causa de su polémico programa de enriquecimiento de uranio, que las potencias occidentales consideran tiene como último fin la fabricaciónde armas nucleares a pesar de que el régimen iraní afirma que únicamente está interesado en los usos civiles de la energía nuclear.