21 soldados turcos heridos en un atentado con bomba del PKK

Un artefacto explosivo colocado hizo explosión al paso de un convoy militar que se dirigía a Silvan, donde desde hace una semana se producen enfrentamientos entre el PKK y las fuerzas de seguridad turcas.

Al menos 21 militares turcos resultaron heridos el martes, algunos de ellos de gravedad, después de que un artefacto explosivo colocado por miembros del grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) explotara al paso de un convoy del ejército en la provincia de Diyarbakır, al sureste de Turquía.

Según informó el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Turcas (TSK) el incidente se produjo en torno a las 15:20 horas del martes (14:20 CET) en la principal autovía que conecta Diyarbakır con la localidad de Silvan, situada en la misma provincia, cuando la bomba hizo explosión afectando a uno de los vehículos blindados.

“El vil ataque cometido por la organización separatista (el PKK) ha afectado gravemente a miembros de las Fuerzas Armadas Turcas. Deseamos una rápida recuperación a todos nuestros compañeros de armas que resultaron heridos en el atentado”, decía un comunicado difundido por las TSK.

Los heridos son miembros de un grupo de operaciones especiales de la gendarmería turca. Todos ellos fueron trasladados tras el atentado en ambulancia hasta varios hospitales de la ciudad de Diyarbakır; si bien fuentes de seguridad indicaron que la mayoría de ellos no reviste gravedad, otras informaciones citadas por la prensa turca indicaban que al menos uno de los heridos se encontraría en estado crítico.

El convoy se dirigía hacia Silvan, uno de los distritos más importantes de Diyarbakır y donde desde hace una semana varios barrios de esta localidad de unos 86.000 habitantes se encuentran bajo toque de queda por los enfrentamientos entre militantes del Movimiento Juvenil Patriótico Revolucionario (YDG-H) -un grupo vinculado al PKK- y las fuerzas de seguridad turcas, que han dejado hasta la fecha al menos cinco civiles y un policía muertos.