200.000 manifestantes celebran el 1 de Mayo en Taksi̇m

Más de 200,000 personas se reunieron el sábado en la céntrica Plaza de Taksim en Estambul para celebrar el Primero de Mayo, marcando así un día histórico tras 33 años de prohibiciones.

Más de 200,000 personas se reunieron el sábado en la céntrica Plaza de Taksim en Estambul para celebrar el Primero de Mayo, marcando así un día histórico tras 33 años de prohibiciones del gobierno para celebrar la festividad obrera en este emotivo lugar.
 
Más de 22.000 policías fueron desplegados en la zona para vigilar el curso de la manifestación y ante el temor que subyacía a que se repitiesen los trágicos hechos que motivaron la prohibición de celebrar el 1 de Mayo en Taksim, hace 33 años, cuando durante la conmemoración del Primero de Mayo de 1977 varios desconocidos abrieron fuego contra la multitud causando decenas de muertos, en lo que en Turquía se conoce como el «Primero de Mayo Sangriento».
 
Los sindicatos llevaban mucho tiempo queriendo desafiar la prohibición y reunirse en Taksim, lo que durante años llevó a violentos choques con la policía en el lugar cada vez que llegaban las celebraciones del 1 de Mayo. Finalmente el parlamento turco reestableció el año pasado el Primero de Mayo como festividad nacional, y el gobierno permitió en 2009 a un pequeño grupo de representantes de los sindicatos que acudieran a la popular plaza para depositar flores y recordar a los caídos durante el 1 de mayo de 1977.
 
Miles de personas confluyeron el sábado hacia Taksim portando coloridas pancartas y banderas de las principales centrales sindicales, teniendo que superar no obstante las estrictas medidas de seguridad puestas por la policía, que cacheaba a los asistentes antes de entrar a la plaza para evitar cualquier incidente. «Aquí estamos después de 33 años»,  o «Trabajo, Pan y Libertad» fueron algunos de los eslóganes que pudieron leerse.
 
Las ediciones del domingo de la prensa turca destacaron mayoritariamente las históricas celebraciones del Primero de Mayo en la popular Plaza Taksim de Estambul, destacando la normalidad de la jornada y la trascendencia de un hecho que se repetía tras más de tres décadas. La única noticia que compitió con la de la conmemoración del 1 de Mayo en Taksim fue los ataques del PKK contra las fuerzas de seguridad turcas, que en los últimos días se han cobrado media docena de vidas.