15 de años de prisión para el autor de los disparos contra Mutlu Kaya

El ex novio de la víctima abrió fuego contra la casa donde vivía la joven, confinada en la actualidad a una silla de ruedas, tras oponerse a que participara en un concurso televisivo de canción.

Un tribunal del sureste de Turquía condenó hace unos días al joven que disparó contra su ex novia, la joven de 19 años de edad Mutlu Kaya, a 15 años de prisión por las graves heridas causadas a la víctima, que se había hecho famosa tras participar en un concurso televisivo de canción.

La corte del distrito de Ergani, en la provincia suroriental de Diyarbakır, encontró el pasado 9 de junio al acusado, Veysi Ercan de 26 años de edad, culpable de intentar matar deliberadamente a Mutlu Kaya, delito por el cual el tribunal emitió una pena de 14 año de cárcels, al que sumó otro año adicional y 600 liras –unos 180 euros- de multa por posesión ilegal de un arma sin registrar.

Uno de los disparos, realizados a través de las ventanas de la casa donde Kaya vivía junto con sus padres, impactó en la cabeza de la joven, que pasó un mes ingresada en un hospital en estado de coma y se convirtió en todo un símbolo de la violencia contra las mujeres. Kaya pudo salir posteriormente del hospital pero desde entonces se encuentra confinada en una silla de ruedas por las lesiones cerebrales que le provocó el disparo, y sometida a rehabilitación para tratar de recuperar el habla.

Durante el juicio, Ercan no negó haber realizado los disparos pero alegó que lo había hecho de forma aleatoria tras haber sido “insultado” por su ex novia, y que no había habido intencionalidad. El acusado aseguró que en un principio había convencido a Kaya para que no participase en el concurso de televisión “O Ses Türkiye” (una versión turca del popular formato televisivo “La Voz”), pero que más tarde decidió participar en otro concurso similar aunque menos conocido, “Sesi Çok Güzel” (Su Voz es Muy Bonita), emitido por la cadena Fox en Turquía.

Según sostuvo la fiscalía durante el proceso, su entonces pareja se habría enfurecido al ver que su novia no seguía sus directrices e incapaz de aceptar el éxito obtenido por la joven en el concurso, donde la famosa cantante turca Sibel Can se había comprometido a impulsar la carrera musical de Mutlu Kaya sorprendida por su talento para la música. Anteriormente a la noche en que el procesado realizó los disparos contra la casa donde vivía Kaya, ésta ya había presentado algunos meses antes una denuncia ante la policía contra Ercan por acoso y amenazas.

Según informó la prensa local no obstante, las amenazas llegaron también por parte de algunos de los familiares de Kaya, molestos con su aparición pública en una región –el sureste de Turquía- donde son habituales los llamados “crímenes de honor”, a veces por algo tan simple como que una joven pasee en compañía de un hombre que no sea de su propia familia.

El caso de Mutlu Kaya contribuyó a sembrar la indignación y a concienciar a la sociedad turca sobre el problema de las agresiones a mujeres. Según datos de asociaciones locales que lucha contra la violencia de género, sólo en 2015 al menos 303 mujeres murieron asesinadas en Turquía; de ellas 160 murieron a manos de sus parejas o ex parejas, mientras que 130 fueron asesinadas por querer tomar decisiones por su cuenta.

En declaraciones realizadas a una cadena de televisión tras conocer la resolución del tribunal, los padres de Mutlu Kaya se mostraron indignados por la sentencia: “¿Cómo es posible 15 años de prisión? ¿Puede Dios aceptar eso? Esto sirve para que otras personas que maten a mujeres continúen haciéndolo”, dijo el padre de la víctima, que consideró que una sentencia justa para el autor de los disparos sería la cadena perpetua.