El brutal asesinato de una mujer conmociona a Turquía

El cuerpo sin vida de Pınar Gültekin, desaparecida tras ser vista con su expareja, fue hallado en un bosque. Su asesino confeso la estranguló, y después quemó su cuerpo en un bosque.

El brutal asesinato de una mujer ha conmocionado a Turquía. El cuerpo sin vida de Pınar Gültekin, una joven universitaria que llevaba desaparecida varios días, ha sido hallado en una zona boscosa de la provincia de Muğla -en la costa oeste del país- después de que su asesino tratase de deshacerse vilmente del cadáver.

Efectivos de la policía y la gendarmería de Turquía hallaban el cuerpo en un bosque a las afueras de la localidad de Yerkesik, donde se habían centrado los esfuerzos de búsqueda tras la desaparición de la joven la semana pasada. Las evidencias revelan la brutalidad del crimen: tras ser estrangulada hasta morir, el cuerpo de Gültekin fue metido en un bidón que luego fue quemado y en el que se vertió hormigón, según informaciones publicadas en la prensa turca.

La joven había desaparecido tras ser vista con su expareja, Cemal Metin Avcı, que regenta un bar en la localidad turística de Akyaka; a partir de testimonios e imágenes de cámaras de seguridad la policía concluyó que la joven estuvo sentada con un individuo en un establecimiento, y posteriormente se fue con él. Ese individuo, que fue la última persona con la que se vio a la víctima, resultó ser su exnovio, Avcı.

Tras ser detenido por la gendarmería turca, Avcı confesó el crimen durante el interrogatorio, admitiendo que había matado a la joven estrangulándola. Según su relato, ambos fueron a un viñedo de la zona donde tras una discusión, golpeó y mató a la joven. El asesino confeso admitió también haber llevado el cuerpo ya sin vida de Gültekin al bosque donde fue hallada, donde quemó el cadáver en un bidón.

A medida que se han conocido los detalles de este brutal asesinato, se ha desatado una ola de indignación social en Turquía, donde en lo que va de año 98 mujeres han sido asesinadas en casos de violencia de género. Muchas mujeres se preguntaban a través de redes sociales como Twitter qué es lo que impulsa a algunos hombres a matar a las mujeres. «Ella era una hija. Era un ser humano. Pero vuestra mente sucia dice ‘lo que llevaba puesto me provocó’ «, escribía una usuaria.