146 MUERTOS EN LA CARRETERA DURANTE LAS FIESTAS

LOS EXPERTOS ATRIBUYEN LAS ELEVADAS CIFRAS A LA ESCASEZ DE CONTROLES DE TRÁFICO Y A LA POCA CONCIENCIACIÓN DE LOS CONDUCTORES

Los accidentes de tráfico se cobraron la vida de 146 personas durante los 9 días que duraron este año las vacaciones con motivo del fin del Ramadán, que concluyeron el pasado domingo. A pesar de las medidas tomadas por las autoridades y las advertencias hechas a los conductores en los días previos, la cifra de fallecidos en estas fiestas en la carretera ha sido elevada.

El domingo, último día de las vacaciones, fue el que registró mayor número de accidentes de tráfico a causa del retorno masivo de los turcos a sus hogares. A las seis de la tarde del domingo se habían registrado ya 31 muertos y 59 heridos en un total de 18 accidentes; 18 muertos y 25 heridos de ese cómputo total se produjeron en un accidente que tuvo lugar cuando un camión que transportaba inmigrantes de forma ilegal volcó, incrementando notablemente la cifra de fallecidos.

En cualquier caso, la cifra de muertos en accidentes de tráfico ha superado con creces los 45 fallecidos de 2007 durante estas fiestas, o incluso los 61 que hubo en estas mismas fechas en 2006.

La mayoría de los accidentes de carretera que tuvieron lugar estos días se debieron al exceso de velocidad y a descuidos en la conducción, según fuentes de la policía de tráfico turca, que atribuyen el excesivo número de víctimas a la falta de concienciación de los conductores sobre las condiciones de la carretera, especialmente en estos días en que las lluvias han sido abundantes en numerosas regiones del país.

Por su parte Hitay Güner, Presidente de la Asociación para la Prevención de Accidentes de Tráfico de Turquía, atribuye la elevada cifra de fallecidos en carretera al constante incremento en el número de vehículos y a la falta de controles de tráfico sistemáticos. \»La densidad de vehículos en las carreteras y autopistas se incrementa por diez durante las fiestas religiosas, en comparación con los días ordinarios. Cuando esta densidad se multiplica por una falta de controles de tráfico satisfactorios, los accidentes y las muertes se hacen inevitables\», dice Güner, quien considera que la prevención de los accidentes de tráfico debería convertirse en una política estatal en Turquía, como ocurre en la mayor parte de los países europeos.

Güner también señala que existe una tendencia entre los conductores a violar las normas. \»Sienten la necesidad de contravenir las normas. Esto es algo relacionado con la psicología humana, y ocurre así en todo el mundo. Necesitamos desarrollar nuevos métodos para alentar a la gente a que respete las normas de tráfico. Recompensar a los conductores que respetan las normas podría servir. De otra forma, Turquía continuará viendo morir a más víctimas en accidentes de tráfico que como consecuencia del terrorismo\», concluyó.