VEINTE MIEMBROS DEL PKK MUERTOS EN UN ATAQUE DEL EJÉRCITO TURCO

LA ACCIÓN VIENE EN RESPUESTA A LOS ATENTADOS PERPETRADOS EL VIERNES POR EL PKK CON MINAS TERRESTRES

Al menos 20 guerrilleros del Partido de los Trabajadores del Kurdistán perdieron la vida en un bombardeo del ejército turco cerca de la frontera con Irak durante el viernes por la noche, según informaron fuentes militares.

Unos 50 miembros del PKK atacaron una base militar en el sureste del país y el ejército turco respondió con bombardeos en las áreas rurales de la frontera iraquí, señalaron las mismas fuentes.

Esta acción se produjo como represalia a un ataque de miembros del PKK en el que murieron dos soldados turcos. El viernes tres civiles y tres guardias rurales murieron en las explosiones separadas de dos minas cuya colocación se atribuyó a la organización terrorista en el sureste de Turquía.

Los guardias rurales constituyen una fuerza paramilitar del ejército turco en la zona y son reclutados de entre los clanes kurdos leales al Estado turco; luchan contra los milicianos del PKK, una organización catalogada como terrorista por la mayoría de los países, entre ellos Estados Unidos y la Unión Europea.