Estambul, obras del Túnel Eurasia

Una votación online decidirá el nombre del nuevo túnel bajo el Estrecho del Bósforo

El proyecto bautizado como Túnel Eurasia, que permite cruzar en coche entre Asia y Europa en Estambul en sólo 15 minutos, será inaugurado oficialmente el próximo 20 de diciembre.

El ministro de Transportes de Turquía, Ahmet Arslan, anunció hace unos días que el nombre del bautizado provisionalmente como Túnel Eurasia (Avrasya Tüneli) que permitirá cruzar en coche el Estrecho del Bósforo, será decidido a través de una votación en Internet.

En declaraciones recogidas el 1 de diciembre por la agencia de noticias estatal Anatolia, Arslan explicó que hasta el próximo 10 de diciembre el público podrá escoger el nombre para el futuro túnel de 14,6 kilómetros bajo las aguas del Bósforo, que está previsto que sea inaugurado oficialmente el próximo 20 de diciembre. La propuesta puede realizarse en la página web habilitada por el ministerio: anket.udhb.gov.tr

El llamado Túnel Eurasia conecta el barrio europeo de Kazlıçeşme en Estambul con Göztepe, en el lado asiático, atravesando el Estrecho del Bósforo que divide en dos la metrópolis turca y separa Europa de Asia. Construido a una profundidad de 106 metros y con un presupuesto cercano a los 1.200 millones de euros, el proyecto ha sido finalizado ocho meses antes de lo previsto.

Una de las mayores dificultades con que se toparon las obras, según explicó el ministro, fue la perforación del túnel a lo largo de unos tres kilómetros en la roca sólida del fondo del Bósforo, unos trabajos que se completaron en agosto del año pasado. A la construcción propiamente del túnel hay que unir los trabajos de mejora y ampliación de las conexiones con los puntos de entrada y salida del túnel, que han afectado a un total de 9,2 kilómetros de vías tanto en el lado europeo como en el asiático.

El objetivo fundamental del nuevo túnel, que se suma a otros proyectos recientes como el Marmaray o el recién inaugurado Tercer Puente sobre el Bósforo, es contribuir a reducir el tránsito por los dos puentes que hasta ahora conectaban por carretera Asia y Europa –el Puente de Fatih Sultan Mehmet, y el rebautizado tras el golpe como Puente de los Mártires del 15 de Julio- además de disminuir la congestión del tráfico en Estambul, considerada como una de las urbes más congestionadas del mundo.

Construido por un consorcio de empresas turcas y surcoreanas (ATAŞ), el túnel posee dos niveles para la circulación de vehículos ligeros, que deberán pagar una tasa por cruzar de unos 3 euros en el caso de los turismos y que será de 4 euros para los minibuses. Camiones, vehículos pesados y motocicletas tendrán prohibido circular por él. Se prevé que reduzca el tiempo de desplazamiento entre ambos lados del Bósforo de los 100 minutos actuales –en condiciones normales de tráfico- a tan sólo 15 minutos, contribuyendo notablemente a la reducción del tránsito y de la contaminación medioambiental.

Más información sobre el proyecto (en inglés y turco): www.avrasyatuneli.com