Un hombre abre fuego contra la embajada de Turquía en Moscú

El atacante, de origen armenio, fue detenido por la policía rusa en lo que podría ser un incidente relacionado con las tensiones entre Armenia y Azerbaiyán.

Un hombre abría fuego en la mañana del lunes contra el edificio de la Embajada de la República de Turquía en Moscú, desatando la intervención de los oficiales de seguridad rusos que custodiaban la sede diplomática.

Según informaban medios turcos, el suceso se producía en torno a las 7:00 de la mañana (hora local) cuando el hombre aparcó su coche en la calle donde se ubica la embajada y disparó varias veces contra el edificio. Tras ser detenido y trasladado a una comisaría de policía para ser interrogado, el agresor fue identificado como Arthur Mirzoyan, un hombre de 43 años y de origen armenio propietario de una pequeña empresa maderera en la capital rusa.

Si bien Mirzoyan no quiso explicar a los agentes los motivos de su acción, la policía rusa ha señalado que tras el suceso podrían estar las últimas tensiones en la conflictiva frontera entre Armenia y Azerbaiyán, país éste último del que Turquía es aliado.

En declaraciones a la prensa turca, fuentes diplomáticas confirmaron el incidente aunque señalaron que afortunadamente no se produjeron heridos por los disparos, que impactaron principalmente en un escudo con la bandera de Turquía ubicado a la entrada de la embajada.

Desde 1975 y hasta entrados los años 90, un grupo terrorista conocido como Ejército Secreto Armenio para la Liberación de Armenia (ASALA) llevó a cabo cerca de 200 atentados contra instituciones turcas o relacionadas con Turquía en todo el mundo, especialmente contra personal diplomático y embajadas, en unos ataques que causaron la muerte a cerca de medio centenar de personas y alrededor de 300 heridos. Con apoyo financiero de la diáspora armenia en América y Europa, el ASALA aspiraba a crear una “Gran Armenia” exigiendo a Turquía que cediese los territorios del este y sureste de Anatolia incluidos en el fallido Tratado de Sèvres de 1920.

Desde que en 1991 reivindicase un atentado fallido contra el embajador turco en Hungría, el grupo había estado inactivo y se consideraba desaparecido tras una serie de disensiones internas, si bien en agosto de 2012 reapareció difundiendo un comunicado en el que amenazaba con retomar sus ataques por la política de Ankara hacia el régimen de Bashar al-Assad en Siria, apoyado por gran parte de la comunidad armenia residente en ese país.