Un dron se estrella al sur de Turquía

El vehículo aéreo no tripulado (UAV), perteneciente al ejército estadounidense, se estrelló a las afueras de la ciudad de Adana tras despegar de la base aérea de İncirlik.

Un dron de vigilancia aérea propiedad del ejército estadounidense se estrelló en la madrugada del miércoles a las afueras de la ciudad de Adana, al sur de Turquía, poco después de despegar de la base aérea de İncirlik situada en la provincia del mismo nombre.

El aparato, un MQ-1 predator, se precipitó al suelo sobre una zona deshabitada del distrito de Yüreğir en torno a la 1:40 de la madrugada del miércoles (00:40 CET), a causa de un fallo mecánico y afortunadamente sin provocar heridos ni daños materiales.

El dron había despegado momentos antes de la base militar de İncirlik, situada a unos 20 kilómetros de distancia y que alberga varios cazas de la OTAN y de EE.UU. que participan en los bombardeos como parte de la coalición internacional contra el Daesh.

Tras el accidente las fuerzas de seguridad turcas cerraron el acceso a la zona, y equipos de expertos tucos y estadounidenses acudieron a examinar los restos. Dos camiones tráiler fueron enviados al área del accidente para trasladar los restos del dron de vuelta a la base de İncirlik.

El pasado 20 de octubre otro MQ-1 predator ya se estrelló al sur de la provincia de Hatay, cerca de la frontera con Siria. Días antes, el 16 de octubre, cazas del ejército turco abatían otro vehículo aéreo no tripulado (UAV, por sus siglas en inglés) en la provincia fronteriza de Kilis tras internarse 3 kilómetros en territorio turco; aunque oficialmente se clasificó como de nacionalidad desconocida, varios medios turcos lo identificaron como un Orlan-10, un modelo de fabricación rusa utilizado por las fuerzas aéreas de Rusia, Siria e Irán.