TURQUÍA Y EL FMI SEGUIRÁN NEGOCIANDO EN DAVOS

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdoğan, declaró ayer miércoles que podría mantener conversaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el Foro Económico de Davos que se celebra estos días en Suiza, a fin de zanjar las diferencias sobre el acuerdo crediticio entre el gobierno turco y la entidad financiera internacional.

Las conversaciones entre el FMI y las autoridades turcas fueron suspendidas este lunes durante días con el fin de despejar los últimos obstáculos para un acuerdo de préstamo que se cree rondaría los 25.000 millones de dólares. Líderes empresariales turcos han pedido insistentemente al gobierno un acuerdo con el FMI que contribuya a dar solvencia a la economía turca, después de que el anterior acuerdo por valor de 10.000 millones de dólares venciera el pasado mes de mayo de 2008.

El primer ministro Erdoğan, quien partió ayer hacia la ciudad suiza de Davos para asistir al Foro Económico Mundial, no descartó una reunión con los responsables del FMI, y añadió que podría sumarse a las conversaciones ya previstas entre el subdirector del FMI, John Lipsky, y el ministro de economía turco Mehmet Şimşek.

\»El FMI es una institución que tiene que proponer proyectos para superar las crisis, pero si actúa de manera diferente y asesora a Turquía de la misma forma que a algunos otros países sin tomar en cuenta las condiciones especiales de Turquía, esto incrementará nuestra sensibilidad\», dijo a la prensa Erdoğan, quien se ha mostrado reacio a un acuerdo con la entidad financiera ante las próximas elecciones locales de marzo por las restricciones al gasto público que podría imponer el FMI.

La misión del FMI en Turquía abandonó Ankara tras no haber logrado alcanzar un acuerdo, después de que Erdoğan rechazara algunas de las condiciones del acuerdo. El FMI pidió a Turquía que aumente los recortes en el gasto público hasta los 6.000 millones de liras (3.700 millones de dólares) como parte de las condiciones para un acuerdo, casi el doble de lo previsto por el gobierno del AKP.