Turquía se convertirá en una década en la 16ª economía del planeta

Un informe del CEBR prevé que Turquía será la 14ª economía mundial en 2030, cuando España caerá al puesto 17º. Además China se convertirá en la primera potencia global en 2025, antes de lo esperado.

Turquía caerá dos puestos este año en la lista de las mayores economías del planeta hasta ocupar el 19ª lugar, según la clasificación elaborada por el Centro para la Investigación Económica y Empresarial (CEBR, por sus siglas en inglés) y publicada recientemente en la prensa turca; una caída que será no obstante temporal, ya que esta misma entidad prevé que el país euroasiático ocupe el 16º puesto en el año 2024.

El informe elaborado por el CEBR a partir de datos del año 2013 del Fondo Monetario Internacional (FMI) estima que Turquía logrará recuperar el 17º lugar en 2019 con un PIB estimado para entonces en más de un billón y medio de dólares; un progreso que continuará hasta convertir en 2030 a Turquía como la 14ª economía del planeta, puesto que actualmente ocupa España.

Entre las causas que se citan para esta ligera caída, el estudio apunta a la pérdida de valor de la divisa nacional turca –la lira- frente al dólar en los mercados. El informe apunta también a Rusia como uno de los grandes perjudicados por la fuerte devaluación de su moneda frente a la divisa estadounidense, apuntando a que cerrará 2014 cayendo de la 8ª a la 10ª posición en el ranking mundial, puesto donde continuará hasta al menos 2030.

“Los países que han tenido serios problemas con sus vecinos y cuyos líderes tienen tendencias más nacionalistas, como Rusia y Argentina, han sido devaluados en la lista”, declaró Douglas McWilliams, economista jefe del CEBR, subrayando que las economías asiáticas han superado claramente a las europeas.

En este sentido el informe prevé que China superará como primera potencia económica mundial a los Estados Unidos en 2025 –tres años antes de las previsiones hechas en 2013- mientras que India continúa ascendiendo imparable y ocupará el 9º puesto a finales de este año, superando a su antigua metrópoli del Reino Unido en 2018 y convirtiéndose en 2024 en la tercera economía del planeta. Corea del Sur es otro de los gigantes asiáticos, y pasará del 15º puesto que ocupó en 2013 al 8º en 2030 –un puesto menos que Alemania- según prevé el informe.

En Europa el Reino Unido parece que le arrebatará este año el puesto a Francia como la 5ª mayor economía del mundo aunque por un estrechísimo margen; Alemania, lastrada por una población menguante y envejecida y la debilidad del euro, dejará de ser la tercera economía mundial y se espera que en 2030 ocupe el 7º puesto, superada por los británicos, que liderarán entonces la economía europea.

Las perspectivas para España tampoco varían mucho con respecto al panorama general en la vieja Europa; después de haber pasado en los últimos años del puesto 9º al 14º a causa de la crisis, el CEBR prevé que la economía española –actualmente la quinta más importante de Europa- caiga cuatro puestos en la próxima década hasta situarse en el 17º puesto del ranking mundial en 2030. Mucho antes, en 2018, las últimas proyecciones del FMI estiman que España habrá sido superada por México.