»La economía turca ya no es una excusa para la Unión Europea»

El ministro de Economía turco Ali Babacan aseguró que la Unión Europea debe abandonar el viejo argumento de que Turquía no puede ser aceptada a causa de sus problemas económicos.

El ministro de Economía turco Ali Babacan aseguró esta semana que la Unión Europea debería abandonar el viejo argumento de que Turquía no puede ser aceptada como miembro a causa de sus problemas económicos, dado los enormes progresos que han situado a Turquía entre las principales economías del viejo continente.
Durante un encuentro organizado por la Confederación de Empresarios e Inversores Turcos (TUSKON) en Bruselas, Babacan dijo que pese a que la UE mantiene serias preocupaciones en torno al futuro económico de algunos países, en especial de Grecia, no hay razón para seguir empleando esa misma preocupación con respecto a Turquía como argumento para retrasar o dificultar las negociaciones para su adhesión.

«Hoy día, la Unión Europea no puede decirle a Turquía que no puede ser aceptada como miembro porque su producto interior es demasiado bajo o porque es pobre. Si dicen que la entrada de Turquía sacudiría el equilibrio económico en la Unión, entonces tenemos derecho a preguntarles que expliquen qué piensan hacer con paises relativamente pobres tales como Bulgaria o Rumanía», dijo Babacan.

El ministro se refirió también a los actuales problemas económicos que atraviesa la UE diciendo que la Unión Europea no consiguió introducir una estrategia común que ayudase en la recuperación de la crisis. «Esta situación causa una gran incertidumbre», dijo Babacan, que matizó que por contra Turquía había logrado mantener su credibilidad en los mercados globales llevando a cabo reformas a tiempo que mantuvieron su déficit presupuestario bajo control.