Turquía quiere que su primer avión de fabricación nacional vuele en 2019

El proyecto se enmarca en la propuesta de crear una red de transporte aéreo en toda Turquía empleando aviones de capacidad mediana para conectar varias ciudades, de forma similar a los minibuses en tierra.

El gobierno turco presentó el miércoles su proyecto para construir un avión jet de diseño y fabricación enteramente nacional que, bajo el lema “Un turco en el cielo”, pretende que inicie sus primeros vuelos en el año 2019.

“El primer avión será construido en la línea del modelo Dornier 328 y comenzará a volar en 2019”, aseguró el primer ministro Ahmet Davutoğlu durante la ceremonia de presentación del proyecto celebrada en Estambul, añadiendo que una segunda fase incluiría el diseño de un avión basado en el Dornier 628 cuyo primer vuelo está previsto para el año 2023, coincidiendo con el centenario de la fundación de la República.

Davutoğlu, que explicó que los aviones no se emplearían únicamente para el transporte de pasajeros sino también para fines militares o incluso como ambulancias aéreas, lamentó el retraso que Turquía había tenido durante años en el desarrollo de su industria nacional.

“Como país emergente, Turquía ha tardado mucho en desarrollar su industria de defensa. Lo ha hecho muy lentamente y ha perdido décadas”, destacó, asegurando al mismo tiempo que con los actuales planes en desarrollo Turquía dejará de necesitar comprar armas, aviones, trenes u otro tipo de tecnología al extranjero.

El Dornier 328 en el que pretende basarse el primer avión turco de fabricación propia tiene una capacidad de 32 pasajeros, y es de uso común en otros países. Precisamente hace unos días el director general de la Autoridad de Aeropuertos del Estado (DHMİ), Hüseyin Yıldırım, anunciaba un proyecto nacional para crear una red de transporte aéreo en toda Turquía mediante el empleo de aviones de capacidad mediana –entre 30 y 35 pasajeros- que funcionarían de forma similar a los habituales minibuses en el país, despegando de uno de los 55 aeropuertos del país con rumbo a un destino determinado una vez estuviesen completos, a un coste muy económico para el pasajero.