Turquía necesita un nuevo partido de izquierda, según un estudio

Turquía necesita un nuevo partido político que cubra las necesidades de los votantes de izquierda, según un reciente estudio.

Turquía necesita un nuevo partido político que cubra las necesidades de los votantes de izquierda, según un reciente estudio, en el que los ciudadanos destacan que los partidos que actualmente se definen así mismos de izquierdas no responden a las demandas de sus votantes.
 
La encuesta fue realizada por la empresa MetroPOLL entre el 5 y el 9 de febrero mediante entrevistas telefónicas aleatorias a 2.450 adultos residentes en 39 distritos de Estambul. Los resultados del estudio dejaron claro que más del 55% de los encuestados afirmaron que el país necesitaba una nueva formación política de izquierdas, mientras que otro 38´2% se mostró de acuerdo con los partidos que se denominan izquierdistas ya existentes, como el CHP.

Según el estudio los ciudadanos que más demandan la existencia de un nuevo partido de izquierda en Turquía son curiosamente los votantes del partido pro-kurdo BDP (un 72´4%). En segundo lugar se sitúan los seguidores del Partido Republicano del Pueblo (CHP), ya que un 64% de ellos creen que debería haber un nuevo partido de izquierdas. Este dato es especialmente significativo, ya que el CHP se autoproclama así mismo como «socialdemócrata», a pesar de que numerosos políticos tanto en Turquía como en Europa rechazan esta etiqueta para un partido que actualmente tiende más hacia un nacionalismo conservador con tintes laicos. Precisamente una de las preguntas del estudio era que los entrevistados opinaran sobre su percepción del CHP. Sólo un 53´7% de las personas encuestadas lo consideraron un partido de izquierda.

La encuesta también preguntó a los votantes por la necesidad de un nuevo partido de derechas o conservador, papel que actualmente jugaría el gobernante AKP. La respuesta en este caso fue muy diferente, ya que tan sólo el 37´2% de los encuestados se mostraron a favor, mientras que aproximadamente un 56% rechazó la idea. Los que más apoyaron la propuesta fueron los votantes del nacionalista Partido del Movimiento Nacional (MHP), un 45´3%, mientras que sólo un 28´4% de los seguidores del AKP se mostraron a favor de la necesidad de una nueva formación conservadora.
 
Preguntados por el nuevo partido político que pretende poner en marcha Mustafa Sarıgül, alcalde del distrito estambulita de Şişli, un 24% de los encuestados lo consideraron un partido de izquierdas mientras que un 14´7% dijeron que se trataba de una formación de tintes nacionalistas. Otro 14% lo calificó como un partido de centro-derecha. Además una gran mayoría de los entrevistados (un 63´6%) dijo que con su nuevo partido el popular alcalde se convertiría en el nuevo líder de la izquierda turca.