Turquía continúa con las pruebas a la vacuna china contra el coronavirus

Las pruebas durarán 2 semanas. Los sanitarios y las residencias de ancianos serán los primeros en recibir la vacuna, que será voluntaria y administrada en dos dosis separadas por 28 días.

Las autoridades sanitarias de Turquía continúan realizando pruebas a la vacuna contra el coronavirus desarrollada por la farmacéutica china Sinovac, de las que la semana pasada llegaron a Turquía las primeras 3 millones de dosis, antes de comenzar con el plan de vacunación contra la pandemia de COVID-19.

En un comunicado divulgado por el Ministerio de Salud, éste informaba que las vacunas están siendo testadas y sometidas a controles de calidad siguiendo los estándares internacionales, en los que se analiza su calidad, efectividad y fiabilidad una vez almacenada y suministrada, siguiendo las especificaciones de la compañía.

«Los tests a las vacunas fueron puestos en marcha el mismo día en que fueron entregadas las dosis», afirmó el ministerio en un comunicado divulgado hoy. Las pruebas durarán al menos dos semanas -a contar a partir de su llegada el 30 de diciembre- y «si las dosis demuestran ser seguras, estarán disponibles para la vacunación una vez reciban la aprobación para el uso de emergencia de la TİTCK (Institución de Medicamentos y Dispositivos Médicos de Turquía)».

El acuerdo firmado entre Turquía y Sinovac especifica la entrega de un total de 50 millones de dosis; Ankara ha llegado también recientemente a otro acuerdo con BioNTech-Pfizer para adquirir 30 millones de dosis de su vacuna, de las cuales 4,5 millones de dosis serán entregadas antes del fin de marzo. Además el gobierno turco está estudiando la posibilidad de desarrollar una vacuna propia en colaboración con BioNTech, una empresa alemana fundada por un matrimonio de origen turco.

El plan para suministrar la vacuna contra el coronavirus en Turquía especifica que el personal sanitario y las residencias de ancianos serán los primeros en recibir la vacuna, que será administrada a través de los centros de atención primaria así como en hospitales públicos y privados. La vacuna será voluntaria y será administrada a quienes lo soliciten con cita previa, en dos dosis separadas por 28 días.