Turquía advierte a EE.UU. sobre el »genocidio»

El ministro de exteriores turco Ahmet Davutoğlu telefoneó a su homóloga estadounidense Hillary Clinton para advertirle de las consecuencias de la resolución sobre el genocidio armenio.

El ministro de exteriores turco Ahmet Davutoğlu telefoneó a su homóloga estadounidense Hillary Clinton para advertirle sobre las consecuencias para las relaciones Washington-Ankara de que progrese la propuesta sobre el reconocimiento del llamado «genocidio armenio».
 
En una llamada telefónica que Davutoğlu realizó el domingo, el ministro turco consideró «crítico» para las relaciones entre los dos países que el ejecutivo de Obama evite que la propuesta del comité de exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU. sea sometida a votación. La información fue hecha pública el lunes por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía.
 
«Bloquear la resolución es de una importancia crítica para eliminar el impacto negativo que tuvo» en las relaciones entre Estados Unidos y Turquía, así como en los esfuerzos por normalizar las relaciones entre Turquía y Armenia, declaró un portavoz del ministerio de exteriores turco.
 
La propuesta sobre el reconocimiento del genocidio armenio fue aprobada a primeros de marzo por el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU. por un solo voto de diferencia, provocando una dura protesta de Ankara, que retiró inmediatamente a su embajador en Washington. El texto pedía al presidente Barack Obama que calificase oficial y públicamente las muertes de armenios en 1915 como un «genocidio»
La Secretaria de Estado norteamericana Hillary Clinton ha pedido sin embargo al pleno del Congreso estadounidense que no someta a votación dicha propuesta, tal y como ya hicieran anteriormente los gobiernos de George Bush y su marido, Bill Clinton.
Según fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía, Hillary Clinton le dijo a Davutoğlu que le gustaría que el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan visitase Washington el próximo 12 y 13 de abril para una cumbre sobre seguridad nuclear mundial, algo que el propio Erdoğan calificó hace pocos días como bastante improbable dadas las actuales circunstancias. No obstante Davutoğlu dejó abierta esa posibilidad diciendo que aún se estaba evaluando la decisión final sobre la cuestión.