Estambul, avión de Turkish Airlines

Turkish Airlines suspende los vuelos con Nueva York por el COVID-19

Estados Unidos es ya el país con más casos de contagios por coronavirus del mundo, por delante de China e Italia. El primer ministro británico Boris Johnson ha dado también positivo en COVID-19.

La aerolínea estatal turca Turkish Airlines (THY) ha anunciado la suspensión a partir de este viernes de sus vuelos con Nueva York, uno de los pocos destinos con los que la compañía aún mantenía abierta una ruta aérea, después de que el número de casos de coronavirus en esa ciudad y en todo Estados Unidos se haya incrementado en los últimos días hasta superar a China e Italia.

«A partir del 27 de marzo de 2020 a las 23:59 (21:59 CET) sólo continuarán hasta el 17 de abril de 2020 un número limitado de vuelos internacionales… Por tanto, la línea con Nueva York ha sido cancelada», informó a través de Twitter el director ejecutivo de Turkish Airlines, Bilal Ekşi.

El anuncio coincide con el repunte de casos de la enfermedad del COVID-19 en Estados Unidos, que en las últimas 24 horas se han incrementado allí por encima de los 86.000 hasta situarse como el país como mayor número de contagios del mundo, por encima incluso de China o Italia. Ciudades como Nueva York o Nueva Orleans se han convertido en importantes focos del virus y las autoridades advierten que los hospitales están al borde del colapso.

El pasado domingo Turkish Airlines anunció la suspensión desde el 27 de marzo de casi todas sus rutas de transporte de pasajeros, pero Nueva York estaba entre los 5 destinos que se mantenían junto con Washington, Hong Kong, Moscú y Etiopía. No se descartan sin embargo nuevas cancelaciones a medida que aumenta la pandemia del coronavirus, del que el premier británico Boris Johnson se convirtió hoy en el primer líder europeo en dar positivo.

Más de 1.500 pasajeros atrapados en el aeropuerto de Estambul

Mientras, más de 1.500 pasajeros de diversas nacionalidades que llevaban días atrapados en el Aeropuerto de Estambul han sido finalmente trasladados a unos alojamientos para estudiantes en la provincia de Karabük, al norte de Turquía.

Los pasajeros, procedentes de Túnez, Jordania y sobre todo de Argelia, llevaban días tratando de coger un vuelo sin éxito debido a que sus países han cerrado el espacio aéreo a causa de la pandemia del COVID-19. Todos ellos fueron escoltados por la policía en autobuses hasta Karabük, donde permanecerán hasta que puedan regresar a sus países de origen.

El operador del Aeropuerto de Estambul, İGA, confirmó a principios de esta semana que había más de 1.000 ciudadanos argelinos que llevaban varios días atrapados en el aeropuerto tratando de coger un vuelo y que no podían regresar a su países después de que Argelia ,que ha registrado 367 contagios por el coronavirus y 25 muertos, prohibiese el aterrizaje de aviones procedentes del extranjero.