Estambul, aeropuerto Atatürk, máquina de tomografía

EE.UU. podría levantar pronto las restricciones en los vuelos desde Turquía

El aeropuerto internacional Atatürk de Estambul instaló en marzo dos máquinas de tomografía tras la prohibición de transportar dispositivos electrónicos en cabina en los vuelos con destino a EE.UU. y Reino Unido.

Estados Unidos podría poner fin en los próximos días a las restricciones sobre el transporte de dispositivos electrónicos por parte de los pasajeros en cabina en los vuelos procedentes de Estambul, según anunció el domingo el ministro de Transportes, Comunicaciones y Asuntos Marítimos de Turquía, Ahmet Arslan.

Durante una entrevista televisada para la cadena de noticias privada NTV, Arslan confirmó que una delegación de la Administración para la Seguridad en el Transporte (TSA) de EE.UU. visitará esta semana el aeropuerto internacional Atatürk de Estambul para estudiar en persona las medidas de seguridad.

A este respecto, el ministro destacó que se han instalado dos nuevas máquinas de tomografía en el aeropuerto, que ofrecen una imagen de alta definición y tridimensional del contenido de una bolsa o maleta, del interior de un dispositivo electrónico o del contenido de una botella o fluido. Para Arslan, estas medidas probablemente llevarán a las autoridades estadounidenses a levantar las restricciones sobre el uso de dispositivos electrónicos.

“Hemos llevado a cabo las discusiones técnicas con Estados Unidos y Reino Unido, y les hemos informado de que las medidas de seguridad de nuestros aeropuertos están por encima de los estándares mundiales”, insistió el ministro, añadiendo que las máquinas de tomografía fueron instaladas en Atatürk inmediatamente después de la entrada en vigor de las restricciones.

El pasado mes de marzo, Estados Unidos prohibió el transporte en cabina de dispositivos electrónicos mayores que un teléfono móvil en los vuelos con destino a EE.UU. procedentes de una decena de aeropuertos de ocho países de mayoría musulmana -Egipto, Marruecos, Jordania, Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí, Qatar y Turquía- aludiendo a preocupaciones sobre el posible transporte de bombas ocultas en dichos aparatos por parte de grupos terroristas. Pocos días después Reino Unido se sumó a las restricciones.

El domingo las autoridades estadounidenses anunciaron que levantaban la prohibición sobre los vuelos procedentes de Abu Dabi, después de constatar que la aerolínea de Emiratos Árabes Unidos Etihad Airways había introducido medidas de seguridad más estrictas en línea con los requerimientos exigidos desde Washington.