Turkish Airlines se hará cargo de la educación del bebé nacido en uno de sus vuelos

La niña, bautizada como Kadiju, nació el pasado 7 de abril en un vuelo de la compañía con destino a Estambul cuando su madre comenzó a sufrir síntomas de parto poco después de despegar de Guinea.

El presidente de la aerolínea turca Turkish Airlines (THY), İlker Aycı, anunció el jueves a los periodistas que la compañía colaborará en la educación de la niña nacida a principios de mes en un vuelo entre Conakri (Guinea) y Estambul.

En declaraciones realizadas desde el Aeropuerto Internacional Atatürk, Aycı indicó que los gastos de educación de la niña, bautizada como Kadiju, correrán a cargo de la compañía aérea. El presidente de la aerolínea, que dijo sentirse muy feliz tras saber que madre e hija se encontraban en buen estado de salud, añadió que sería un placer ver a Kadiju en el futuro formar parte del personal de Turkish Airlines.

Fue el pasado 7 de abril cuando los pasajeros y la tripulación de cabina de un vuelo de Turkish Airlines que cubría la ruta entre Conakri y Estambul se sorprendieron al ver que Diaby Nafi, una mujer de doble nacionalidad guineana y francesa, comenzó a mostrar síntomas de parto una media hora después de despegar por la noche de Guinea.

Aunque la compañía no permite embarcar a mujeres embarazadas a partir de los 36 meses de gestación, ni la pasajera notificó su avanzado estado ni la compañía percibió que la mujer estuviera a punto de dar a luz.

Tras indicar con gestos a la tripulación –dado que no hablaba inglés- que estaba con las contracciones del parto, y gracias a la formación que reciben las azafatas de la aerolínea para estas situaciones, la pasajera dio a luz a 13.000 metros de altura a una hermosa niña, bautizada como Kadiju. Madre e hija ingresaron más tarde sin complicaciones en un hospital de Burkina Faso donde el avión hizo escala.