Seis muertos por el mal tiempo en Turquía

El fuerte temporal de lluvia y viento que azotó Turquía durante este fin de semana, y que llegó a provocar incluso tornados, causó al menos seis víctimas.

El fuerte temporal de lluvia y viento que azotó Turquía durante este fin de semana -y que llegó a provocar incluso tornados- causó al menos seis víctimas, cuatro de las cuales fallecieron aplastadas al venirse abajo el minarete de una mezquita en la provincia noroccidental de Balıkesir.
 
Fue en la localidad de Yukarıyağcılar, situada al este de la provincia de Balıkesir, donde los fuertes vientos causaron a última hora del viernes el derrumbe de un minarete, matando a cuatro hombres que esperaban en ese momento a la entrada de la mezquita para asistir a la oración de la tarde. Otras dos personas fueron rescatadas heridas pero con vida de entre los escombros tras el suceso, según informaron los medios de comunicación turcos.
El tremendo temporal dejó estampas muy sorprendentes en Turquía, como la de un tornado que apareció en la ciudad de Menemem, situada en la provincia egea de İzmir. El inusual fenómeno meteorológico arrancó el techo de una caseta de seguridad situada a la entrada de un complejo residencial, causando heridas al guardia que se encontraba en su interior. Posteriormente las autoridades locales encontraron a una considerable distancia el cadaver de un pastor, que se cree murió después de que el tejado desprendido por el tornado lo golpeara.
En la ciudad mediterránea de Antakya, situada en la provincia suroriental de Hatay, las fuertes lluvias y el viento causaron el sábado el derrumbe de un muro que provocó la muerte a una persona. Decenas de viviendas y oficinas quedaron inundadas en la ciudad, y las autoridades municipales se vieron obligadas a cortar el suministro eléctrico y de agua potable debido a los daños causados por los fuertes vientos y las lluvias a las infraestructuras.