Secuestrados un militar y un civil en el sureste de Turquía

El secuestro, llevado a cabo supuestamente por miembros del PKK en una zona rural de la provincia de Muş, tiene lugar en medio de las difíciles negociaciones que mantienen el gobierno turco y el grupo terrorista.

Dos personas fueron secuestradas el lunes 18 en la provincia de Muş, en el sureste de Anatolia, según confirmó el miércoles el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Turcas (TSK), en lo que se sospecha podría ser una acción de miembros del grupo terrorista Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK).

“Miembros de la organización terrorista separatista (PKK) han secuestrado a dos personas, incluyendo un cabo especialista de la gendarmería, en el área entre las aldeas de Merkez Mescitli y Bostankent en la provincia de Muş. Se ha iniciado una investigación criminal sobre el incidente”, decía el comunicado dado a conocer el miércoles a través de la web oficial del ejército turco.

Si bien el texto no hacía mención a los nombres de los secuestrados o la fecha en que había tenido lugar el incidente, medios turcos informaron que el secuestro se habría producido el lunes cuando el cabo se encontraba de permiso visitando a su familia en la vecina provincia de Erzurum, desde donde se había desplazado a una localidad de la provincia de Muş para acompañar a un técnico de mantenimiento de antenas que era su amigo de infancia.

Fuerzas de la gendarmería turca han puesto en marcha una operación de búsqueda en la zona tras el secuestro, que se produce en medio de las negociaciones que gobierno turco y PKK mantienen desde finales de 2012 y que incluyen un teórico alto al fuego que, sin embargo, no ha estado exento de acciones de “terrorismo de baja intensidad” por parte del grupo armado, incluyendo ataques, secuestros y actos de intimidación en la región sureste de Turquía.