SE DISUELVE EL GRUPO DE LOS MÁS FERVIENTES SEGUIDORES DEL BEŞİKTAŞ

El fútbol turco se encuentra conmovido por la decisión del grupo de seguidores más influyentes de disolverse, al declarar los Çarşı del Beşiktaş que se separan. El líder de los Çarşı, Alen Markaryan, lo declaró en la premier de una documental sobre el grupo de seguidores.

Hablando en la premier de \»Asi Ruh\» (Espíritu Rebelde), un documental sobre los Çarşı, Markaryan hizo en un discurso en el que anunció el fin del grupo de fans, citando los rumores y los insultos como la razón principal de su disolución. \»No nos gustan las separaciones a destiempo, así que decidimos esperar a que fuese el momento de dejar esta lugar,\» dijo un emocionado Markaryan. \»Pero hubo insultos de mucha gente enmascarada, y nos dolió. \»

Nacido en el distrito de Beşiktaş y obteniendo el nombre del Bazar, cerca del estadio del club, el İnönü, los Çarşı de 25 años de existencia eran conocidos por su apasionado apoyo y pancartas y cánticos políticos, muchos tirando hacia la izquierda. La sustitución de la letra A con el símbolo anarquista no es más que una prueba de ello.

Recientemente hubo comentarios procedentes de los medios y del público de que la imagen de los Çarşı tapaba a la del club, que era comparado con el contraste entre la escasez de éxitos del equipo y el grupo de fans presente en los titulares. El Beşiktaş no ha sido capaz de ganar una liga en los últimos seis años, pero los Çarşı se hicieron más y más numerosos durante aquel periodo, llegando a ser conocidos a nivel europeo. El impresionante ruido y la coreografía del público estuvieron en la boca de todo el continente especialmente tras los partidos contra el Liverpool, Marsella y Tottenham Hotspur.

\»Lo hicimos todo por el Beşiktaş, pero parece ser que causamos un daño al club mientras hacíamos todo eso,\» dijo mordazmente Markaryan respondiendo a las críticas. \»Podíamos haber abandonado inmediatamente si estuviésemos causando daño, si fuésemos los hombres de alguien.\»

Lo que enfatizaba Markaryan era el caso Sinan Engin, que causó una confusión interna entre los Çarşı al poco de comenzar la presente temporada. Mientras que Engin era reelegido director deportivo del Beşiktaş, los Çarşı optaron por protestar por dicha situación, portando pancartas en las que se podía leer \»Los Çarşı están en contra de Sinan Engin\» en el primer partido de la temporada ante el Konyaspor.

Visto como una pieza clave del equipo que ganó la liga en su centenario, Enging cayó en desgracia después de que el Beşiktaş no revalidase el título liguero en la temporada 2003-2004. Los cosas fueron incluso a peor cuando se acusó a Engin de haber ayudado a Alaattin Çakıcı, un jefe mafioso preso, a obtener un pasaporte para salir del país usando la posición del Beşiktaş. Aunque Engin negó dichas alegaciones, el presidente Serdar Bilgili despidió al director del equipo. Un par de días tras el partido contra el Konyaspor, Markaryan se reunió con Engin dando mensajes de paz a la prensa.

\»Siempre fuimos los malos del bloque,\» se quejó Markaryan. \»Hemos intentado dar algo de nuestros corazones, sólo lo intentamos. Tuvimos nuestras firmas, buenas o males, bonitas o feas, tuvimos nuestros éxitos, números unos.\»

Hablando de sus éxitos, los Çarşı son reputados por su creatividad. En el 2003 el árbitro Ali Aydın llamó al jugador francés Pascal Nouma \»un negro\» [de forma ofensiva]. El Estadio İnönü se llenó la semana siguiente de pancartas a favor de su amado delantero en las que se leía \»Todos somos negros\». Este es solo un ejemplo del gran número de pancartas que cada fin de semana llenaban las gradas del İnönü con distintos mensajes (contra el calentamiento global, pornografía infantil, los neo-nazis, entre otras).

Un color irremplazable se perderá para siempre del fútbol. Pero las palabras de Markaryan daban a ver que no se trataba del fin. \»Casi abandonamos el año pasado cuando los gritos de \»Çarşı vendidos\» se oyeron en el estadio, ¿pero cuál será la sensación de estar sin el Beşiktaş mientras vives del Beşiktaş las 24 horas del día?\» preguntó Markaryan. \»¿A dónde iríamos?\».