Rescatados 44 inmigrantes ilegales atrapados en una isla turca

Entre enero y octubre de este año, más de 20.000 inmigrantes han sido interceptados por los guardacostas turcos cruzando el Egeo para llegar a Grecia. 56 de ellos perecieron en el intento.

Un total de 44 inmigrantes que estaban atrapados en una pequeña isla situada frente a las costas del noroeste de Turquía fueron rescatados el lunes por los guardacostas turcos, después de haberse quedado varados cuando intentaban llegar a Grecia.

Los inmigrantes, en su mayoría procedentes de Afganistán, Paquistán, Siria e Irak, intentaban alcanzar la isla griega de Lesbos –situada a apenas 10 kilómetros de la costa turca- desde la turística localidad de Ayvalık –en la provincia de Balıkesir- cuando el motor del bote en el que viajaban dejó de funcionar.

Tras una llamada de emergencia a las autoridades turcas de uno de los inmigrantes, la Guardia Costera de Turquía puso en marcha un dispositivo de rescate que incluyó un barco y dos helicópteros, y que puso rumbo a la pequeña isla de Yumurta.

Las imágenes de video difundidas por la agencia estatal de noticias Anatolia mostraron a los inmigrantes atrapados en la isla, entre los que había varias mujeres y 13 niños, siendo ayudados por los guardacostas turcos, que les trasladaron a tierra firme donde les proporcionaron ropa seca y comida antes de ser trasladados a un centro de inmigración.

Sakina, una mujer procedente de Afganistán que formaba parte del grupo de inmigrantes rescatados, confirmó a los medios que intentaban llegar a territorio de la Unión Europea a través de Grecia cuando el motor del bote hinchable en el que viajaban se estropeó y los fuertes vientos les tiraron al mar. “La isla estaba cerca y conseguimos nadar (y llegar a ella). Pasamos horas sin comer nada”, contó la superviviente.

Turquía constituye una importante ruta de paso para los inmigrantes que tratan de llegar desde países de Oriente Medio y Asia hasta Europa a través del Egeo. Desde enero y hasta el 22 de octubre, al menos 20.320 inmigrantes ilegales fueron interceptados por los guardacostas turcos tratando de cruzar ese mar para llegar hasta Grecia, mientras que 56 personas perecieron ahogadas en el intento.