Penas de cárcel en Turquía por conducción temeraria

Una propuesta del Departamento Nacional de Policía pretende imponer penas de hasta dos años de cárcel y multas de casi 500 euros a los motoristas que pongan en peligro la seguridad del tráfico.

Si es usted uno de esos motoristas acostumbrado a zigzaguear entre los coches para adelantar y esquivar el tráfico ignorando los carriles de circulación, que sepa que a partir de ahora va a tener que pensárselo dos veces si quiere conducir de esa forma por Turquía.

Eso es al menos lo que pretende una nueva regulación que está siendo preparada por el Departamento Nacional de Policía, y que impondrá penas de prisión de hasta dos años a los motoristas que conduzcan de forma temeraria o sin respetar los carriles poniendo en peligro la seguridad del tráfico.

La medida, que incluye también multas de hasta 1.400 liras (unos 480 euros) para los posibles infractores, pretende combatir una de las principales causas de accidentes de tráfico en el país, aunque deberá ser aprobada antes por el Ministerio del Interior y la Asamblea Nacional Turca

De acuerdo a la información publicada en la prensa turca, los transgresores podrán ser detectados a través de cámaras de seguridad instaladas en las carreteras, que identificarán la infracción y la matrícula del vehículo. No obstante y dado que la pena de prisión impuesta -según la legislación turca- no implica el ingreso en la cárcel si no hay antecedentes, los motoristas que sean hallados culpables sólo ingresarán en prisión en el caso de que sean reincidentes.