Obama y Erdoğan hablan por teléfono sobre Oriente Medio y Chipre

Ambos líderes conversaron durante hora y media sobre varias cuestiones bilaterales y regionales, incluyendo la situación en Siria o Irak, las relaciones con Israel, o las negociaciones sobre Chipre.

El presidente estadounidense Barack Obama y el primer ministro turco Recep Tayyip Erdoğan mantuvieron esta semana una conversación por teléfono en la que ambos trataron varios temas de actualidad en Oriente Medio así como las recién retomadas negociaciones para una posible reunificación de la isla mediterránea de Chipre, divida desde 1974 entre el norte de mayoría turcochipriota y el sur de mayoría grecochipriota.

En su primera conversación desde hace seis meses, Erdoğan y Obama mantuvieron el martes durante hora y media un largo intercambio de opiniones cuyos detalles la Casa Blanca dio a conocer a última hora del miércoles. El presidente estadounidense se encontraba en México para una cumbre regional con líderes de ese país y de Canadá.

«El presidente Obama habló por teléfono con el primer ministro Erdoğan de Turquía sobre varias cuestiones bilaterales y regionales. El presidente reafirmó el valor que concede a unas relaciones fuertes y mutuamente respetuosas con la República de Turquía, y expresó su opinión de que Turquía puede mostrar liderazgo en el mundo», dijo el comunicado de la Casa Blanca.

Ambos líderes acordaron estrechar su cooperación para combatir el terrorismo en Siria y lograr una solución política al conflicto que sacude ese país desde hace tres años. El primer ministro turco le transmitió a Obama la preocupación de Ankara por la creciente violencia en la frontera así como por el continuo flujo de refugiados hacia Turquía, que amenaza con sobrepasar la capacidad ya al límite de las autoridades turcas para asistir a los sirios que huyen de la violencia en su país.

También se tocaron otros temas como el proceso de normalización de relaciones entre Turquía e Israel, la crisis económica mundial o la problemática situación en el vecino Irak, incluyendo las tensiones entre el gobierno central de Bagdad y la Administración Autónoma Kurda del Norte de Irak por la decisión de esta última de exportar petróleo de forma unilateral a Turquía. Obama agradeció también a Erdoğan los esfuerzos de su gobierno por lograr una reanudación de las negociaciones de paz entre turcochipriotas y grecochipriotas.