Netanyahu considera ‘’esencial’’ para la existencia de Israel la ocupación de Cisjordania

El primer ministro israelí defendió ante un grupo de colonos judíos la ocupación de territorios palestinos por la propia seguridad de Israel, a sólo una semana de las elecciones generales en el país.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu, inmerso en plena campaña electoral para las elecciones legislativas que el Estado hebreo celebrará el próximo 17 de marzo, insistió el martes en defender la ocupación militar israelí de los territorios palestinos en Cisjordania como “esencial” para la existencia del propio Israel.

“La presencia del ejército israelí entre Jordania y el Mar Mediterráneo es necesaria para evitar que los extremistas radicales islámicos se hagan con el control de la zona” dijo Netanyahu en un discurso pronunciado en un cuartel militar junto al asentamiento judío de Beit El, situado a las afueras de la ciudad palestina de Ramala.

“Sin nuestra presencia aquí, nos encontraríamos ante los extremistas que buscan destruir el Estado de Israel”, continuó diciendo el premier israelí, quien además defendió que la ocupación de Cisjordania no sólo beneficiaba a Israel, sino también a la Autoridad Nacional Palestina y al propio pueblo palestino.

“Nuestra acción militar en Judea y Samaria (nombre con el que los israelíes designan a Cisjordania) es para proteger a la gente de Palestina de grupos radicales islámicos (como el Estado Islámico), que podrían tomar el control”, subrayó.

Analistas políticos consideraron que las declaraciones de Netanyahu se enmarcan en una estrategia para conseguir votos entre los judíos más derechistas y ultranacionalistas, especialmente entre los cerca de 350.000 colonos judíos que viven en asentamientos construidos en la Cisjordania palestina.

Pero sus palabras son también una muestra de que el actual gabinete conservador israelí no contempla la posibilidad del fin de la ocupación militar en ningún futuro acuerdo de paz con los palestinos, ni el desmantelamiento de las seis grandes zonas de asentamientos en la región: Maale Adumim, Modi'in, Gush Etzion, Ariel, Kiryat Arba y Beit El.

Comparan a Lieberman con el IS

Por otro lado el líder del partido árabe-israelí Movimiento Árabe por el Cambio, Ahmet Tibi, criticó duramente las palabras del hasta ahora ministro de exteriores israelí, el ultranacionalista Avigdor Lieberman, quien el domingo se refirió a la población árabe de Israel diciendo que para aquellos que no se muestren leales hacia el Estado de Israel “debemos coger un hacha y cortarles sus cabezas, o no podremos sobrevivir aquí”.

Tibi, que pidió que se abriera una investigación por las declaraciones racistas y de fomento de la violencia de Lieberman, comparó al político israelí con el autoproclamado Estado Islámico describiéndolo como el “IS judío”.

En similares términos se expresó Raja Zaatry, portavoz de la Lista Conjunta Árabe (una coalición de partidos de la que forma parte la formación de Tibi), quien también comparó al movimiento sionista con el Daesh (término árabe para el IS): “¿Dónde ha aprendido el IS estos crímenes? Mirad lo que el movimiento sionista hizo en 1948. Violaciones, saqueos, asesinatos, masacres que fueron cometidos aquí también (por los sionistas)”, declaró.