Misa en recuerdo del presidente polaco en Estambul

Las 95 víctimas del accidente aéreo que el pasado sábado costó la vida al presidente polaco Lech Kaczynski fueron recordadas en Estambul en una solemne misa.

Las 95 víctimas del accidente aéreo que el pasado sábado costó la vida al presidente polaco Lech Kaczynski fueron recordadas en Estambul en una solemne misa celebrada en la Iglesia de San Antonio de Padua, a la que asistieron numerosos ciudadanos y varias autoridades políticas y religiosas de la ciudad.
 
La ceremonia en recuerdo de las víctimas se celebró el martes por la tarde y estaba presidida por una gran foto en blanco y negro del presidente polaco y su esposa, que fallecieron junto con varias personalidades polacas en la tragedia aérea. La iglesia de San Antonio de Padua, situada en la conocida Avenida İstiklal de Estambul y uno de los más importantes templos católicos de la ciudad, se llenó de público para recordar a los fallecidos, incluyendo a muchos polacos residentes en Turquía y a ciudadanos turcos de origen polaco.
 
Maja Damska, una ciudadana polaca que lleva residiendo en Turquía 5 años, se mostró conmovida por lo ocurrido a la vez que mostró su alegría porque se celebrase una ceremonia de este tipo en Turquía. Agnieszka Koluk, otra polaca que lleva 18 años viviendo en Turquía, declaró por su parte que aún le costaba creer lo que había sucedido. «Todos nuestros destinos están en manos de alguien», dijo Koluk, que subrayó el simbolismo de que las víctimas perecieran en un viaje en el que iban a honrar la memoria de 22.000 oficiales polacos asesinados por Stalin en 1940.
Al emotivo acto asistieron entre otros Tomasz Zdulski, consul general de Polonia en Estambul, Marcin Wilczek, embajador de la República de Polonia en Turquía, así como el Patriarca Greco Ortodoxo de Estambul, Bartolomeos I. Además el alcalde del distrito estambulita de Şişli, Mustafa Sarıgül, y Ahmet Misbah Demircan, alcalde del distrito de Beyoğlu (donde se ubica la iglesia de San Antonio), enviaron también flores a la ceremonia en señal de duelo por las víctimas.